9 jul. 2012

P3 ya ha terminado. Análisis del curso - 2


Ayer empecé este análisis de P3, más centrado en uno de los temas que más preocupa a los padres o más debate provoca, si es mejor que los gemelos vayan juntos o separados a la escuela. También analizaba el inicio del curso, que no fue fácil. Si os interesa, lo podéis leer aquí. Continúo hoy con otros temas.
 
Aprendizaje. Sorpresa es poco. Me fascina su capacidad de aprendizaje y la cantidad de cosas que han absorbido. Ya no es cuestión de lenguaje, sino que el razonamiento es increíble. A principios de curso fue fácil darme cuenta que habían dejado de ser "bebés”... que se hacían mayores...

Las pequeñas de la clase. En un curso como éste, la diferencia entre un niño nacido en el mes de enero y ellas, que son de diciembre, es abismal. Me di cuenta el primer día que entré en la clase y observé las diferencias entre dibujos. Es un tema que ha salido a menudo hablando con las tutoras. Su madurez para algunas cosas no puede ser la misma que la de los niños mayores. Lo hemos notado mucho con el tema de los miedos, por ejemplo. En cambio, en otros aspectos han madurado más rápido. Por suerte, son temas que no me preocupan nada, sé que es sencillamente cuestión de tiempo.

¿Y como actúan en la escuela? Uno de los temas que más me "preocupaba" cuando me entrevistaba con las tutoras, era como se comportaban en la escuela. Si algunas actitudes que veía en casa también las reproducían en la clase... y claro, la gran pregunta… cómo actuar. Aaaaayyyy, no hay varitas mágicas para la tozudez y los celos, me parece. Debemos entender que son etapas y que forma parte de su maduración como personas. Deben marcar terreno, deben tentar hasta dónde pueden llegar y deben expresar, de la manera que sea, sus frustraciones, temores y alegrías.
 
¿Sabéis qué es lo que me dejaba más tranquila? Cuando Eulalia y Maribel, sus tutoras, me contaban que estaban felices en la escuela. Que sólo les hacía falta coger confianza con ellas, con los compañeros y con los otros adultos con quienes interactúan en la escuela. "Son muy divertidas", me dicen. Y yo sonrío.
 
Y yo, ¿qué? Tengo que reconoceros que en la guardería me costó aprenderme el nombre de la veintena de niños que había en la clase. Imaginad el esfuerzo que he tenido que hacer para conocer los 48 compañeros de Ona y Estel. La misión de conjugar los niños con sus padres ... bufff, prácticamente imposible. Como suele ocurrir a final de curso ha sido cuando más he podido activar este conocimiento.

Quizá porque hemos coincidido más en alguna fiesta, porque nos hemos escrito mucho planificando el regalo para las tutoras (esta semana mismo os los cuento, que son muy chulos) y porque hicimos una cena con algunas de las madres de la clase, he podido comenzó a sentir la fuerza del grupo. Y es que si lo pensáis bien, son las familias con quien compartiremos muchos años de aprendizaje y la educación de nuestros hijos.

El curso me ha pasado como un suspiro. De los primeros días locos por los llantos y por la logística (¿esto lo tenemos que llevar con una bolsa los lunes o lo dejan en la escuela?), hemos llegado a final de curso sin apenas darnos cuenta de ello. Ahora, les toca pasarlo genial en el Casal de verano, en la misma escuela. Estoy muy contenta de como ha ido todo. Me doy cuenta que en este balance no he remarcado suficientemente los aspectos pedagógicos y de aprendizaje. Los dejaremos para mañana :)

Posdata: Las fotografías que veis en este post son del proyecto de las hormigas, por lo tanto, son obra de Estel.

2 comentarios:

  1. Los niños son esponjas, lo absorben todo. En cuanto a la maduración y el comportamiento, es normal que presenten algunas conductas de casa y se diferencien de sus compañeros en algunos aspectos, pero como dices es cuestión de tiempo y hay que tener en cuenta su ritmo de crecimiento. me alegro que hayáis salido muy contentos con el curso, estoy seguro de que tus gemelas son estupendas, solo con ver los preciosos dibujos que hacen me hago a la idea de ello.
    esperamos con ansia tu tercera parte. un beso

    ResponderEliminar
  2. Yo también me sorprendo de lo que aprenden estos chiquitines en clase. ¡Que trabajo más bonito ha hecho Estel! Si es los profes se curran mucho las actividades.

    ResponderEliminar