30 oct. 2013

¡Están por todas partes!

He encontrado una prueba más que confirma la conspiración mundial de los gemelos para dominar el planeta.

El otro día leía un cuento del Teo (el dulce e inocente Teo) y mirad que me encuentro... una pareja, que pasea... no con un par de gemelos, sino con dos! Al principio del cuento la mujer iba de excursión con la barriga bien redondita, y mirad al final como acaba... y no es por nada, pero ¿os habéis dado cuenta de la cara de sueño que hace?

Revisionamos la película original de Peter Pan... y tenemos unos gemelos entre los niños perdidos. ¿Quien ha tenido hermanos mellizos también? ¡La insoportable de Dora la Exploradora! ¡Y con el conejo Rekkit también salen dos hermanas gemelas! Ya no me acordaba que Bambi... también tienen gemelos que son la alegría del bosque. Y ahora que me pongo por enésima vez a revisionar La guerra de las galaxias... ¿que me decís de Luke y Leia? Y... y... y.. y eso que ni os he hablado de las revistas del corazón, ¡que asusta un poco ver la cantidad de famosos con gemelos!


Aaaaahhhhhh, ¡¡¡auxilio!!!



28 oct. 2013

El último pañal

Ya está. Es el último. Y tengo la sensación de que cerramos una etapa muy importante. Hemos dicho adiós a los pañales, definitivamente y por completo. Y un nuevo ejemplo para rebatir las teorías de aquellos que me dicen que si las gemelas son iguales y van al mismo ritmo. NO.

El pañal « de día» hace mucho tiempo que lo dejaron atrás. Tres años prácticamente. No tuvimos ninguna prisa en hacerlo, y esperamos a que las pequeñas estuvieran preparadas. Con gemelos no es un planteamiento fácil (si queréis leer como lo resolvimos y como fue nuestra experiencia, aquí tenéis el link a Operación pañal x 2) . Si bien Ona decidió que no quería llevarlo tampoco de noche, a Estel le ha costado más tomar la decisión. De hecho, ha llevado pañal nocturno hasta hace muy poco.

Reconozco que en algún momento me preocupé, porque no era un solo pipí, sino que mojaba mucho el pañal. Intentamos que no bebiera demasiada agua antes de ir a dormir, pero no establecíamos una relación directa. Pero sabía que era una cuestión de ritmos y que no podía ponerle presión a la pequeña. De vez en cuando le preguntaba si quería probar de dormir sin pañal, pero me decía que no. Por suerte, el pediatra y la enfermera me reafirmaron que no debía preocuparme para nada. Y por suerte, las pequeñas no se han tomado nunca esta cuestión como una competición ni un motivo de " pique " entre ellas.


Y ha llegado la magia de P5. Del hecho de ser "mayores”. Estel se lo tomó tan a pecho, esto de ser mayor, que el día siguiente de empezar este curso me dijo que lo quería probar. Y voilà! La hemos felicitada mucho y ahora... ahora ya está. No se le ha escapado ni un pipí. Y nosotros hemos guardado el último pañal. Es tan importante respetar los ritmos de cada niño y evitar presionarlos o intentar hacerles madurar demasiado pronto...

21 oct. 2013

Yo tenía un armario...

De la serie "Yo tenía un comedor”... llega "Yo tenía un armario". Sí, un armario que cuando lo compré, tenía que ser un armario fantástico para mí. Para poder tener separada la ropa de verano de la de invierno, poder tener las cosas bien guardadas en bonitas cajas. Estaba puesto en la habitación que un futuro sería de las niñas. Y cuando ellas nacieron, ya acepté que ceder una parte de MI armario para ellas. ¡Llamadme ilusa!


Este ERA MI armario. ¿Qué hay ahora? Ropa de verano... de las niñas. Ropa de invierno... de las niñas. Zapatos... de las niñas. Juguetes... de las niñas. Lo han ocupado todo y no han tenido la decencia ni de dejarme un cajón. Todavía recuerdo los primeros meses, cuando toda su ropita me cabía en una cómoda con 3 cajones. Grandes, sí, pero sólo 3 cajones.

Cuando eran bebés, podía tener los pantaloncitos en un cajón. Las camisetas y bodies en otra. No distinguía entre ellas, porque usaban la misma ropa. Con el tiempo, tuve que empezar a separar la ropa, porque una de las pequeñas comenzó a utilizar una talla más que su hermana. Y se van haciendo mayores... La cómoda ya no fue suficiente. Empezaron a invadir aquel que ERA mi armario. La mitad del armario para chaquetas, vestidos, camisas... en la otra mitad, un macro cajón por cada una (por sus camisetas y pantalones). Otro (conjunto) para pijamas y complementos. 

Y seguirán creciendo... ¿y qué querrán entonces? La invasión twin no es sólo una conspiración para dominar el planeta. A este paso sacarán la ropa de su padre y la mía de NUESTRO armario! ¡Y también lo ocuparán! Y ahora que lo pienso... en el armario del recibidor también hemos empezado a dejar cosas suyas... aaaaghhhhhh!!


14 oct. 2013

#virusenlablogosferamaternal ¿qué está pasando?


Me siento rara. No sé porqué pero ya hace días que tengo ganas de mandar un SOS al mundo (iba a hacerlo en una botella, para recordar a mi genial The Police), pero casi mejor que mande 140 caracteres en Twitter y me invente un buen hashtag… tipo #virusenlablogosferamaternal

No sé, me siento rodeada. Me veo sentada en un círculo, con otras mujeres y me toca presentarme, cual grupo de terapia: “Hola, me llamo Núria, tengo un blog, soy mamá, soy tuitera y NO estoy embarazada. Mi timeline se llena de ecografías y tweets misteriosos que acaban en embarazo”. O estos días también me he visto en una base lunar, allí solita, investigando y mandando señales acústicas y luminosas (¿por qué me viene ahora Encuentros en la tercera fase a la cabeza?): “¡Hola! ¿Queda alguien en la blogosfera que no esté embarazada?”. No sé, podríamos añadir un mensaje tipo: “¿Es contagioso?”.

Vale… ¿alguien puede explicarme qué está pasando? ¿Os habéis puesto de acuerdo? ¡Esto es una invasión! Bromas al margen, sólo escribo estas líneas para desear a todas las nuevamente embarazadas  (la mayoría ya sois mamás) que disfrutéis al máximo de este momento. Para las que estáis en ello (intentándolo y muchas otras en tratamiento y con muchas ilusiones), deciros que  espero poder leer pronto los mensajes anunciando la gran noticia… y para las que nos hemos “plantado”… oye... que disfrutamos mucho leyendo tanta felicidad en el 2.0. Soy incapaz de hacer la super lista, pero por motivos evidentes… dejadme que de la bienvenida a Sarai Llamas a la #twintribu. ¡La invasión twin continúa propagándose! ¿Nadie más con melliz@s / gemel@s? Venga, ¡animaros!

13 oct. 2013

Análisis en perspectiva (el segundo año)

Hace un tiempo, viendo los cambios abismales de las pequeñas decidí analizar cómo habían sido los primeros meses. En ese artículo ANÁLISIS EN PERSPECTIVA (EL PRIMER AÑO), recordaba unos inicios complicados, por el desconocimiento de encontrarse en casa con dos bebés, y también apuntaba que me hubiera gustado hacerlo en el momento, porque la memoria es selectiva y me percato que olvido muchas cosas que me había jurado que no olvidaría. Pero al mirar atrás, también te permite hacer unas " comparaciones " que de otro modo sería difícil de hacer. ¿Cómo fue el segundo año de las pequeñas?

12-24 meses

Cuando todavía alguien me pregunta si el primer año fue difícil, le digo que sí, pero que personalmente, los 12-24 aún es más duro, en ciertos aspectos. De hecho, cuando son bebés difícilmente se mueven de donde los has dejado, pero durante el segundo año su movilidad ya es más que peligrosa y realmente agotadora. Recuerdo que todo el mundo me advertía (y me hicieron entrar el miedo en el cuerpo) que cuando caminaran sería aún más terrible. Qué queréis que os diga, para nosotros, ¡fue una liberación! Nos seguían, y ¡no hacía falta llevarlas a cuestas constantemente! De manera de nuestras actividades fueron aumentando de forma considerable.

¿Sabéis que me viene a la cabeza de ese año? Las pequeñas sentadas en un trineo, riendo, aunque sólo los veía un poquito los ojos de tan tapadas que iban. Y de golpe, llorando porque la nieve estaba fría. Descubrir los parques, como unos espacios para jugar, subir a los columpios, y las risas y las sonrisas exageradas en cada nueva aventura. Recuerdo sobre todo, la curiosidad por todo y la

complicidad creciente. El descubrir, también con el lenguaje, el mundo que las rodea y la persona que las acompaña las 24 horas al día a su lado. Íbamos camino de los dos años y parecía que todo empezaba a rodar mucho mejor, con horarios bien controlados (y seguidos al pie de la letra) . De hecho, a menudo decimos que en casa hemos sido un " regimiento " hasta los tres años. A menudo pensamos que ha sido nuestra manera de funcionar, porque si no todo se nos complicaba . Si rompíamos los horarios, las pequeñas se ponían nerviosas, nosotros aún más, ellas lloraban, nosotros histéricos y estas situaciones son mucho más complicadas de reconducir. Más vale tomarse las cosas con calma e ir poco a poco.

8 oct. 2013

¿Qué vamos a ser este año en la escuela?


¡Habemus proyecto! Cada inicio de curso conlleva la expectativa del proyecto educativo que elegirán a los niños en la escuela. 

Después de dos semanas de debates, propuestas, defender ideas y dar argumentos... este P5 en casa tenemos la clase de Les Daines (Los gamos)  y la clase de Las Montañas. Bufff, así de entrada me quedé con la boca abierta, y os explico el porqué.

Estel (clase de Las Montañas), había estado pensando durante todo el verano que quería proponer un nombre relacionado con el agua, el mar, la playa, los peces... pero el primer día de clase ya cambió de parecer y se " alió " con otra niña por ser " Veterinarios”. Y resulta que al final, después de debatir las propuestas con toda la clase y hacer las votaciones, han optado por ser montañas. Estoy encantada, tendremos trabajo que hacer excursiones y hacer muchos paseos, este curso.

La historia de Les Daines (Los gamos) con la clase de Ona tiene un recorrido más largo. Lo primero me quedé con cara de alucinada cuando me dijeron que querían ser gamos. Ona me dijo: "Soy como unos ciervos, mama”. Yo básicamente pensaba en que inventará la maestra para montar el proyecto con los niños... porque de entrada me parecía una elección complicada. Pero no dudo para nada que aprenderán muchísimas cosas y que será un curso aprovechado al máximo. Pero hay más historia detrás. Ona también quería algo relacionado con el mar, pero las niñas se unieron y decidieron, todas, que les gustaba Daines . Son minoría, pero como los niños de la clase y alguna otra niña se " repartieron" entre ninjas , leones y alguna otra idea , los gamos “ganaron” .

Lo que más me sorprendió fue que Ona me dijera muy pronto que estaban haciendo "lobby". El año pasado la pequeña tuvo algún conflicto, porque las otras niñas de la clase, el grupo con el que ella quería jugar, ya se conocían de la guardería y alguna vez le habían dicho que no la dejaban jugar con ellas. Ona siempre había ido a su aire, pero comenzaba a intentar hacer su " grupo de amigas " . Esto afectaba a la pequeña, pero veo que ha ido trabajando este aspecto y que poco a poco, ha ido consiguiendo formarlo.


Ya os contaré qué saldrá de esta mezcla de gamos y montañas que tendremos en casa este curso.

3 oct. 2013

Trucos para ayudar a que una excursión les parezca más interesante


En realidad este artículo debería titularse: "¿Cómo conseguir que al cabo de cinco minutos de haber empezado a caminar no comiencen a lloriquear que están cansadas y que quieren volver a casa?”. Yo no sé si os pasa, pero nuestras pequeñas no son unas grandes excursionistas (vaya, supongo que nosotros tampoco, pero se trata de hacer algunas caminata, ¿no?).

Los primeros veranos, con ellas a cuestas, mochilas o lo que fuera, era bastante cansado, para qué engañarnos. Y claro, cuando empezaron a caminar, tampoco se trataba de perdernos demasiado tiempo. Pero ahora, las mellizas ya pueden aguantar bastante y la verdad es que podemos hacer algunas excursiones a pie más largas. Y tenemos algunos aliados para hacerlas más amenas e interesantes.

Cámara de fotos: Como ya comenté en Turismo con gemelas, a las niñas les encanta tomar fotos. La tienen desde pequeñas (en la familia hay mucha afición y profesionales del sector, por lo tanto era inevitable). Cuando salimos de excursión les proponemos que ellas fotografíen lo que más les gusta. Os recomiendo que lo probéis. No sólo es interesante para ver qué les gusta y qué les llama la atención, sino porque seréis plenamente conscientes de su punto de vista. Y como a veces, no pensamos suficientemente en su altura y cómo ven el mundo.

Prismáticos: Los Reyes nos trajeron unos prismáticos, porque así las pequeñas pueden imitar a su padre, que siempre los lleva encima. Les gusta tener la sensación de que las cosas "se acercan" y pueden verlas con detalle. De esta manera, vamos haciendo camino.

Lupa : También nos fijamos en las cosas que tenemos en el mismo camino... sobre todo las hojas , los nidos de hormigas , las cacas de animales - que nos provocan mucha risa - , las flores , los animales ... Fue otro buen regalo que los Reyes nos trajeron este año .

¿Qué implica esto? Pues que nuestra mochila, donde llevamos agua, comida, nuestra cámara y pañuelos... cada vez va yendo más llena. Y este invierno la excursión la hicimos con raquetas y les gustó mucho, seguro que repetiremos. Y es que el placer de dar un buen paseo lo vale.