27 jul. 2012

Un cura, una bruja y su lógica

Bajamos del autobús. Es el último día de Casal de Verano. Esta semana las he podido llevar yo a la escuela. Como pasamos al lado del Mercado Central, les gusta ver las paradas de los campesinos, y vamos diciendo los nombres de todos los productos. Patatas, lechugas, tomates, zanahorias ...
 
Nos cruzamos con un cura, vestido con sotana negra hasta los pies.

- Mamá ... (ya tiemblo). ¿Por qué lleva un disfraz de bruja este señor?(instintivamente, intentando evitar que me coja un ataque de risa, miro atrás para ver si es lo suficientemente lejos o ha escuchado el comentario)

- No va disfrazado de bruja. Este señor es sacerdote y van vestidos así. 
- Pero mama, normalmente son las niñas que llevan faldas, dice Ona.
- Pero a teatro los niños también se visten con vestidos, ¿verdad, mamá? Apunta Estel ...

Con esta conversación hemos llegado a la escuela. Me he despedido de su tutora del Casal, agradeciéndole el trabajo y explicándole que las pequeñas se lo han pasado tan y tan bien este verano, emocionadas con la magia, los magos, los payasos y el teatro. Y con una sonrisa de oreja a oreja me he ido hacia el trabajo. Último día. Cogemos unos días de vacaciones. El bloque también descansará un poco, y el ritmo será diferente. De antemano seguro que nos esperan muchas aventuras.


24 jul. 2012

Payasos, magos y 'calabristas'



El ‘Casal’ de verano está a punto de terminar. Las pequeñas lo han hecho casi entero. En la misma escuela. Nos habíamos planteado hacer algo diferente, pero acabamos priorizando que ahora ya conocían el espacio y los compañeros. Recordamos aún el principio de curso, que fue duro.

Ha sido un gran acierto. El eje central del Casal ha sido el circo y la magia. Estel ya es muy "teatrera", o sea que se ha sentido como pez en el agua. Ona, que a veces le cuesta más soltarse, ha comenzado a interpretar y actuar dentro de las historias. Este mes de julio hemos tenido actuaciones prácticamente cada tarde. Primero de payasos (la nariz roja ya tiene un lugar en casa donde guardarla bien guardada). Después de magos (Abracadabra! grita Estel, y las dos, con las varitas de hada, hacen magia). Y también hemos descubierto un nuevo aspecto. Los "calabristas" (los equilibristas), o lo que es lo mismo: tengo que ir por el comedor vigilando que con un golpe de silla que llevan bien levantada con una sola mano encima de la cabeza, ninguna de las dos se lleve por delante alguna lámpara o cuadro.

¿Sabéis cómo empiezan mis tardes?

"¡Señoras y señores, niños y niñas, el espectáculo está a punto de empezar!"

Aplaudo muy fuerte y me lo paso en grande con la obra de teatro.

18 jul. 2012

Dos hermanas, un gesto

   























Os confieso que me encantan estas dos fotografías
. Ona y Estel son mellizas. Tienen caracteres absolutamente diferentes, y aunque se parecen bastante porque son hermanas, no son idénticas. Son hermanas, sólo que se llevan tres minutos de diferencia al nacer. Las dos tienen la piel muy blanca, los ojos claros y una es más rubia que la otra. Pero por el carácter está claro que una se parece más al padre y la otra a la madre. Pero estas dos fotografías tienen su miga...



Quiero deciros que la foto no está forzada. Les salió así. Paseábamos por el bosque y las enganché a las dos. Con el mismo gesto. Con el mismo gesto del abuelo... que ni siquiera han llegado a conocer.

11 jul. 2012

Un regalo muuuuuy especial



Final de curso significa también pensar en algún regalo muuuuuuy especial para las maestras, para Eulalia y Maribel. Las hormigas y los ratones, y sus padres y madres, estamos muy contentos de que hayan sido sus profesoras y les hayan enseñado tantas cosas. Por eso queríamos hacerles un detalle muy bonito para que recordaran este curso tan especial. Una madre de la escuela comentó la posibilidad de hacer estos libros. Nos gustaron mucho y se puso en marcha el operativo (enviar mails a todos los padres, recoger dinero, y sobre todo, pasar las fotografías. No es fácil, no creáis!).

La idea de estos libros es de GIRAFUS (www.girafus.es). Además de las plantillas para las profesoras, tienen para casi toda la familia. Padres, madres, tíos, tías, abuelos y abuelas. Son pues, una buena idea para hacer regalitos a la familia, también. La verdad es que son muy bonitos y además, a la hora de encargarlos se pueden pedir copias. Ni que decir tiene que yo me he he quedado uno de cada clase (en las dos clases nos gustó mucho la idea). Pienso que es un recuerdo muy bonito de los compañeros y del curso.

PD. Tenéis versión en catalán y castellano :)


10 jul. 2012

P3 ya ha terminado. Análisis del curso - 3


Lo primero que debo decir es que ¡es sorprendente cómo aprenden!. Este artículo pretende ser un repaso a los aspectos más pedagógicos de este curso.

Las capacidades que han desarrollado las pequeñas en la escuela han pasado principalmente por aprender a ser y a actuar cada día de forma más autónoma, haciendo un gran hincapié en cómo se expresan las emociones propias, como el miedo, la tristeza, la alegría ...

Saber escuchar las explicaciones de los compañeros de clase, aprender y entender una adivinanza sobre una hormiga o experimentar con diferentes técnicas plásticas les ayuda a aprender a pensar y comunicar. Aprender a descubrir y tener iniciativa. Y un aspecto destacado, aprender a convivir en la diversidad. Esto implica que tengan interés por sentirse identificadas con las emociones de los compañeros, un hecho que les ayuda a formar parte de un todo. Y también han aprendido a utilizar el lenguaje para resolver conflictos, emociones, deseos...

Han trabajado aspectos de motricidad fina, de coordinación oculo-manual y de percepción. Los juegos matemáticos les ha permitido ordenar, emparejar, comparar, clasificar... en psicomotricidad han descubierto las posibilidades del cuerpo, la relación con los demás y con los objetos.

Las niñas han cambiado mucho. En unos meses han crecido y se muestran mucho más seguras. Dominan su cuerpo, y ahora se atreven a saltar, trepar... Uno de los temas básicos ha sido gestionar lo que les pasa... sentimientos que no pueden expresarse, que les cuesta entender. Son temas que hay que ir trabajando. Paso a paso.


Primer artículo analizando P3
Segundo artículo analizando P3


9 jul. 2012

P3 ya ha terminado. Análisis del curso - 2


Ayer empecé este análisis de P3, más centrado en uno de los temas que más preocupa a los padres o más debate provoca, si es mejor que los gemelos vayan juntos o separados a la escuela. También analizaba el inicio del curso, que no fue fácil. Si os interesa, lo podéis leer aquí. Continúo hoy con otros temas.
 
Aprendizaje. Sorpresa es poco. Me fascina su capacidad de aprendizaje y la cantidad de cosas que han absorbido. Ya no es cuestión de lenguaje, sino que el razonamiento es increíble. A principios de curso fue fácil darme cuenta que habían dejado de ser "bebés”... que se hacían mayores...

Las pequeñas de la clase. En un curso como éste, la diferencia entre un niño nacido en el mes de enero y ellas, que son de diciembre, es abismal. Me di cuenta el primer día que entré en la clase y observé las diferencias entre dibujos. Es un tema que ha salido a menudo hablando con las tutoras. Su madurez para algunas cosas no puede ser la misma que la de los niños mayores. Lo hemos notado mucho con el tema de los miedos, por ejemplo. En cambio, en otros aspectos han madurado más rápido. Por suerte, son temas que no me preocupan nada, sé que es sencillamente cuestión de tiempo.

¿Y como actúan en la escuela? Uno de los temas que más me "preocupaba" cuando me entrevistaba con las tutoras, era como se comportaban en la escuela. Si algunas actitudes que veía en casa también las reproducían en la clase... y claro, la gran pregunta… cómo actuar. Aaaaayyyy, no hay varitas mágicas para la tozudez y los celos, me parece. Debemos entender que son etapas y que forma parte de su maduración como personas. Deben marcar terreno, deben tentar hasta dónde pueden llegar y deben expresar, de la manera que sea, sus frustraciones, temores y alegrías.
 
¿Sabéis qué es lo que me dejaba más tranquila? Cuando Eulalia y Maribel, sus tutoras, me contaban que estaban felices en la escuela. Que sólo les hacía falta coger confianza con ellas, con los compañeros y con los otros adultos con quienes interactúan en la escuela. "Son muy divertidas", me dicen. Y yo sonrío.
 
Y yo, ¿qué? Tengo que reconoceros que en la guardería me costó aprenderme el nombre de la veintena de niños que había en la clase. Imaginad el esfuerzo que he tenido que hacer para conocer los 48 compañeros de Ona y Estel. La misión de conjugar los niños con sus padres ... bufff, prácticamente imposible. Como suele ocurrir a final de curso ha sido cuando más he podido activar este conocimiento.

Quizá porque hemos coincidido más en alguna fiesta, porque nos hemos escrito mucho planificando el regalo para las tutoras (esta semana mismo os los cuento, que son muy chulos) y porque hicimos una cena con algunas de las madres de la clase, he podido comenzó a sentir la fuerza del grupo. Y es que si lo pensáis bien, son las familias con quien compartiremos muchos años de aprendizaje y la educación de nuestros hijos.

El curso me ha pasado como un suspiro. De los primeros días locos por los llantos y por la logística (¿esto lo tenemos que llevar con una bolsa los lunes o lo dejan en la escuela?), hemos llegado a final de curso sin apenas darnos cuenta de ello. Ahora, les toca pasarlo genial en el Casal de verano, en la misma escuela. Estoy muy contenta de como ha ido todo. Me doy cuenta que en este balance no he remarcado suficientemente los aspectos pedagógicos y de aprendizaje. Los dejaremos para mañana :)

Posdata: Las fotografías que veis en este post son del proyecto de las hormigas, por lo tanto, son obra de Estel.

8 jul. 2012

P3 ya ha terminado. Análisis del curso - 1



Tanto sufrir, al hacer la preinscripción por saber qué escuela te tocará ... tanto sufrir por el cambio de escuela, una nueva situación y qué reacción tendrán las pequeñas ... hasta hace poco mucha gente todavía me comentaba, sorprendida: "¿Ya hacen P3 tus niñas?". No es que lo hagan, están a punto de terminarlo, contestaba yo. No es fácil hacer balance de P3. Hay muchos aspectos que habría que tratar, pero me centraré en los que encuentro más determinantes.

Un inicio difícil. Sí, hubo muchos llantos. Ona y Estel habían ido juntas a la guardería, y entre el cambio físico de ir a un lugar nuevo y la separación, mi marido (que es quien las ha llevado durante todo el curso por la mañana), no lo tuvo nada fácil. Fue duro. Ya lo sabíamos que era una cuestión de tiempo, pero duele el corazón ... Fueron dos meses. Mi marido lo alarga hasta Navidad. A partir de entonces, la confianza con las maestras y conocer a sus compañeros hizo que todo fuera rodado. Aunque lloraran por la mañana se las veía contentas de ir a la escuela y si bien al principio no contaban demasiadas cosas, a lo largo del curso la evolución ha sido sencillamente espectacular. Son felices y se lo pasan en grande.

Una decisión acertada y que agradezco. Creo que ya os he comentado más de una vez que este curso había 4 pares de gemelos. Con las reuniones con las tutoras nos han explicado que dos de ellos tienen más la necesidad de ir a ver a su hermano (las nuestras entre ellos). Aunque las dos clases trabajan mucho juntas y hacen muchas cosas compartidas, las tutoras han permitido y fomentado en todo momento que si una de ellas tenía necesidad de ir un momento a otra clase lo hiciera. Incluso se han cambiado de clase en algún momento. "Se quieren mucho, tienen una relación muy especial. A veces da mucha risa ver como los 4 gemelos se van cambiando de clase para ir a ver a su hermano", me dice una de las tutoras. Sí, debe ser una relación muy especial, pienso.

Y también creo que fue una decisión acertada separarlas de clase. He tenido una ratoncita y una hormiga. Cada una me cuenta (y también explica a su hermana) las cosas que ha aprendido de estos animales. Cada una me cuenta las cosas que han hecho y me cantan canciones diferentes. Los álbumes, los proyectos de curso, son diferentes. Ellas se sienten muy especiales enseñando cosas a su hermana. Y eso también ha hecho aumentar muchísimo la complicidad entre ellas. Si tuviera que elegir una palabra para definirlas durante este curso sería "cómplices".

Lo dejo aquí por el momento. Mañana vuelvo con el análisis más centrado en el aprendizaje y cómo he vivido yo este P3.

Posdata: Las fotografías de este post son de los proyectos de la clase de los ratones, por tanto, son obra de Ona.

 

7 jul. 2012

5 días de vacaciones


Esta semana os he intentado resumir en cinco aspectos concretos estas pequeñas vacaciones que hemos hecho. Con alguna gente he comentado que han sido los únicos 5 días en los últimos 4 años que más se han parecido a hacer vacaciones de verdad. Hacer vacaciones en el sentido de descansar, relajarnos y dejar que pasen las horas. Nunca me habían hecho demasiada gracia este tipo de vacaciones, pero qué queréis que os diga, estos días me han entusiasmado. Seguramente no demasiados días más, porque ya me agobiaría y necesitaría un poco más de actividad, pero la verdad es que han sido geniales. Elegí un aparthotel con piscina y junto a la playa, con pensión completa. De esta manera combinaba las ventajas de no tener que hacer nada, con un espacio donde disponía de una pequeña cocina, microondas y nevera. Creo que acerté de lleno. Cuando son más pequeños lo de la pensión completa es más complicado (por las papillas, por ejemplo), pero ahora... ahora es un gran invento :)

Y qué hemos aprendido?

1 - He tenido que dar la razón a mi madre (no creáis que no me cuesta confesar esto) cuando decía aquello de "yo quiero ir a un lugar de vacaciones donde me lo hagan todo porque sino acabaré haciendo lo mismo que hago en casa”. Me alegra ver que algunos de vuestros comentarios corroboran la situación... Si os apetece releer el spot, haced clic aquí.

2 - Si quieres hacer un poco de turismo con criaturas necesitáis hacer turismo imaginativo. Inventar mil historias para captar la atención los más pequeños...

3 - Estar de vacaciones me permite tener por tiempo para dedicarlo por separado a cada una de las gemelas. Esto es un tema de debate recurrente entre padres de gemelos (y aplicable total y absolutamente a padres con hijos de edades diferentes). Nosotros tenemos un momento infalible. El grito de guerra es: Mimos con mamá!

4 - Las pequeñas han descubierto, y de qué manera, la piscina y la playa. Tanto, que hemos sufrido una Disney-metamorfosis. Sí, sí... hemos perdido a Cenicienta para convertirla en La Sirenita.

5 - A las pequeñas eso de ir al buffet libre (el restaurante - Crepería, decían ellas) les ha encantado. No os puedo engañar. A mí también me ha encantado. Probablemente, a pesar de tratarse de un deporte de riesgo, ha sido lo mejor de estas mini vacaciones.

 
¿En resumen? ¡Quiero repetir!
 

6 jul. 2012

De buffetes libres y otros deportes de riesgo


MINIVACACIONES - 5

Tal vez ha tenido algo que ver el hecho de que estos días que hemos estado de vacaciones ha coincidido con la celebración de la Eurocopa y este fervor rojo que hacía que el restaurante hubiera una alta concentración de camisetas de la selección española. Pero me temo que no, que desayunar, almorzar y cenar en un buffet libre conlleva una serie de riesgos que son insalvables incluso en temporada media.



Lo primero es salir al terreno de juego mentalmente preparado. Tus rivales no son fáciles de vencer. En la línea de defensa está el grupo de La maleta, una peña de ancianos que ya conocen el complejo turístico y consideran que tienen todos los derechos del mundo adquiridos. Incluso dirigen el tráfico de rebanadas de pan que salen de la máquina tostadora. Están bien plantados y no rompen filas, de modo que tienes trabajo para llegar al buffet de ensaladas. En medio del campo un grupo de madres con hijos de 7 a 15 años tapan todos los agujeros que te permitirían llegar a la pasta con boloñesa y al menú infantil. Otro grupo de ancianos, situados en la delantera del campo, bloquean cualquier acceso a la paella. Además, si se ha acabado, hacen guardia hasta que el ejército de camareros llevan la siguiente. ¿Quiénes son ese grupo de quarterbacks que no me dejan llegar a la nevera de los helados y los yogures?




Nunca me han gustado los deportes de riesgo. Y el buffeting lo encuentro especialmente peligroso, aunque he de reconocer que ha sido una de las mejores cosas de estas vacaciones. No cocinar. No planificar menús. ¿Sabéis qué? ... que cuando la cosa esté un poco más tranquila, ya iré a buscarme la comida. Después tendré que practicar otros deportes de riesgo: el hamaquing y el piscining con niños.

5 jul. 2012

De Cenicienta a la Sirenita


MINIVACACIONES - 4

Hemos estado unos días fuera. Unos días en la playa y en remojo hacen milagros. Cada verano las pequeñas han reaccionado de forma diferente en la playa, la arena y las olas. Por lo tanto, estábamos a la expectativa de qué pasaría esta vez.

Primer día: juegan tranquilamente en la arena y se bañan. Segundo día, prueban unos flotadores (los circulares de toda la vida). De entrada, Estel me pide que no la deje de tomar de la mano. Tiene miedo. Es una sensación nueva. Al cabo de 10 minutos (de reloj), ya se baña sola y me dice que no es necesario que le de la mano.

"Cuando era pequeña me daba miedo este flotador, mamá". Sí, cuando eras pequeña. Hace diez minutos eras más pequeña, sonrío.

Esa misma tarde, en la piscina, comienza a saltar dentro del agua sin miedo. Descubre tantos juegos que no hay manera de sacarla del agua. Ona es más prudente, pero también juega, y mucho. Estoy tomando el sol. Estel viene corriendo y me anuncia:

"Ya no soy Cenicienta. Ahora soy Airel (le cuesta decir Ariel), la Sirenita".

Ha sufrido una metamorfosis. Se pone tanto dentro del papel, que al día siguiente, cuando la llamo, me dice:

"Mamá, todo el día estás despistada. ¿Por qué me sigues llamando Estel? Soy Airel”.

4 jul. 2012

Mimos con mamá


MINIVACACIONES - 3

 

Mimos con mamá es nuestra señal. Como un pistoletazo de salida. Quiere decir que estaré un rato dedicada SÓLO a cada una de las gemelas. Y no quiere decir que durante el día no tengamos estos momentos. Pero en nuestro día a día es casi imposible dedicar ratos ÚNICOS a cada una de las niñas. No puedo dar consejos, ni opiniones categóricas. No sé cómo lo hacen otros padres. A mí me cuesta mucho, e inevitablemente, hacemos las cosas de forma conjunta. Ir a la escuela, jugar, cenar, tomar el autobús, irnos a bañar...

Pero Mimos con mamá es un momento único y exclusivo. Normalmente es antes de acostarse, e intento poder dedicar un rato a cada una de mis hijas. Ona me cuenta unas cosas y Estel otras. Ona es más cariñosa y le gusta que nos demos besos, abrazos y caricias. Como a mí, le encanta que le haga dibujitos en la espalda o que le rasque la cabeza. Estel, que es más inquieta, le gusta que le cuente cosas y me hace diez mil preguntas.

Estando de vacaciones puedo ampliar estos momentos, y esto me permite ver cuáles son las cosas que asocio a cada una de ellas. Las cosas que les gustan y las que no. Las que les dan miedo o risa. ¿Qué las hace sentir feliz y qué cosas preocupan. Como le gusta jugar a una y a la otra... Son cosas que siempre piensas que tendrás claro y siempre piensas que sabrás identificar. Pero con gemelas no lo es tanto y hay la tendencia a unificar. Por eso encuentro tan importante poder tener estos momentos específicos para ellas. Por separado. Porque su energía es única. Y cuando se juntan... ¡aaaayyyy, cuando se juntan!




3 jul. 2012

Turismo imaginativo

MINIVACACIONES - 2

Hacer turismo con dos pequeñas de tres años y medio puede ser complicado. El año pasado tuve una mala experiencia (ver el post Turismus interruptus) pero también hay que decir que aprendí y mucho de aquella situación. De entrada hay que explicar que si por las pequeñas fuera, eso de ir a pasear, o el típico "vamos a ver algo muy bonito" no funcionaría jamás. Estos días hemos puesto en práctica y nos ha funcionado el turismo imaginativo. O "inventa la historia que haga falta para que les parezca interesante mientras tú puedes visitar o ver algo" (sólo que este título es mucho más largo y supongo que con el primero todos ya me habéis entendido).

Ermita de Santa Lucía. En lo alto de una montaña tocando al mar. No les parece nada atractivo. Pero todo lo que parezcan castillos son lugares susceptibles de buscar (y encontrar, obviamente) las hadas que tanto les gustan. Y cuando ya estaban cansadas... ohhhhh. Un pozo. El pozo de Blancanieves, donde canta al principio de la película.

¿Esto es un pozo, mamá?
¿Y por qué tiene agua en el fondo?
¿Y por qué hay esta tapa que pesa tanto?
Papa, ¿por qué han puesto este "castillo" tan arriba?

Peñíscola. Sabía que el nombre de Castillo del Papa Luna ya les encantaría. Mientras subíamos por las calles empedradas encontramos una bruja... y dentro del castillo un caldero enorme donde las hadas preparan sus bebidas mágicas.

Dos pequeños ejemplos. Dos pequeñas "victorias". Y un gran descubrimiento: volver a ver las cosas con otros ojos. Me gusta, me gusta mucho inventarme historias para las pequeñas.



2 jul. 2012

Descansar de verdad

MINIVACACIONES – 1



Hemos estado unos días fuera. Justo terminar el curso. ¿La idea? Descansar. Pero descansar de verdad. Este era mi objetivo para estas pequeñas vacaciones. Busqué un aparthotel con la idea -sobretodo- de no tener que cocinar ni pensar menús (que es algo que me agota mentalmente).



"Quiero que me lo hagan todo, así descansaré". Era una frase que le había escuchado decir a mi madre toda la vida. Cientos de veces. "Sino no son vacaciones, que yo acabo haciendo siempre lo mismo", añadía. Yo siempre había reaccionado con esa cara de incomprensión, porque para mí las vacaciones era sinónimo de viajes, aviones y aventuras. ¿Quién querría estar en un mismo lugar, ni que fuera una semana, sólo de la playa en la piscina, de la piscina a la playa y yendo cada día al mismo buffet restaurante? ¿Qué emoción hay en todo esto?



De acuerdo. Es una, sólo una, de las muchísimas frases de aquellas que me he tenido que comer con patatas. Sí, sí, seguida de aquella otra frase de mi madre que me daba tanta rabia: "Cuando seas madre ya lo entenderás". De acuerdo, sí, ahora entiendo porque quería una de estas vacaciones. De acuerdo, tampoco podría aguantarlo más de una semana.

De acuerdo. Absolutamente. Repetiré. Shhhh, pero no le digáis a mi madre.