6 jul. 2012

De buffetes libres y otros deportes de riesgo


MINIVACACIONES - 5

Tal vez ha tenido algo que ver el hecho de que estos días que hemos estado de vacaciones ha coincidido con la celebración de la Eurocopa y este fervor rojo que hacía que el restaurante hubiera una alta concentración de camisetas de la selección española. Pero me temo que no, que desayunar, almorzar y cenar en un buffet libre conlleva una serie de riesgos que son insalvables incluso en temporada media.



Lo primero es salir al terreno de juego mentalmente preparado. Tus rivales no son fáciles de vencer. En la línea de defensa está el grupo de La maleta, una peña de ancianos que ya conocen el complejo turístico y consideran que tienen todos los derechos del mundo adquiridos. Incluso dirigen el tráfico de rebanadas de pan que salen de la máquina tostadora. Están bien plantados y no rompen filas, de modo que tienes trabajo para llegar al buffet de ensaladas. En medio del campo un grupo de madres con hijos de 7 a 15 años tapan todos los agujeros que te permitirían llegar a la pasta con boloñesa y al menú infantil. Otro grupo de ancianos, situados en la delantera del campo, bloquean cualquier acceso a la paella. Además, si se ha acabado, hacen guardia hasta que el ejército de camareros llevan la siguiente. ¿Quiénes son ese grupo de quarterbacks que no me dejan llegar a la nevera de los helados y los yogures?




Nunca me han gustado los deportes de riesgo. Y el buffeting lo encuentro especialmente peligroso, aunque he de reconocer que ha sido una de las mejores cosas de estas vacaciones. No cocinar. No planificar menús. ¿Sabéis qué? ... que cuando la cosa esté un poco más tranquila, ya iré a buscarme la comida. Después tendré que practicar otros deportes de riesgo: el hamaquing y el piscining con niños.

1 comentario:

  1. Jajaja! Vuestras vacaciones han sido un deporte de riesgo..que calladito lo tenias...jajaja.
    Nosotros este ano no nos atrevemos a ir de hotel porque los mellis estan en una edad muy mala, esperemos que el verano que viene...

    ResponderEliminar