2 jul. 2012

Descansar de verdad

MINIVACACIONES – 1



Hemos estado unos días fuera. Justo terminar el curso. ¿La idea? Descansar. Pero descansar de verdad. Este era mi objetivo para estas pequeñas vacaciones. Busqué un aparthotel con la idea -sobretodo- de no tener que cocinar ni pensar menús (que es algo que me agota mentalmente).



"Quiero que me lo hagan todo, así descansaré". Era una frase que le había escuchado decir a mi madre toda la vida. Cientos de veces. "Sino no son vacaciones, que yo acabo haciendo siempre lo mismo", añadía. Yo siempre había reaccionado con esa cara de incomprensión, porque para mí las vacaciones era sinónimo de viajes, aviones y aventuras. ¿Quién querría estar en un mismo lugar, ni que fuera una semana, sólo de la playa en la piscina, de la piscina a la playa y yendo cada día al mismo buffet restaurante? ¿Qué emoción hay en todo esto?



De acuerdo. Es una, sólo una, de las muchísimas frases de aquellas que me he tenido que comer con patatas. Sí, sí, seguida de aquella otra frase de mi madre que me daba tanta rabia: "Cuando seas madre ya lo entenderás". De acuerdo, sí, ahora entiendo porque quería una de estas vacaciones. De acuerdo, tampoco podría aguantarlo más de una semana.

De acuerdo. Absolutamente. Repetiré. Shhhh, pero no le digáis a mi madre.

2 comentarios:

  1. Buenísimo! Yo digo lo mismo, "si nos vamos de vacaciones q sea a un sitio donde no tenga que cocinar ni limpiar, por que sino me quedo en casa." Jejejejejeje
    Espero hayas descansado! :)

    ResponderEliminar
  2. Espero que hayas descansado, Bella!

    Buenisimo! yo con salir de aquí me basta, salir de i casa, de estos aires que desde el verano pasado he estado aqui!! quiero un poco de aire fresco. jajja y claro, por supuesto que me lo pongan todo por delante!! jajajaj

    Un beso amor!

    www.mamitadelsur.blogspot.com

    ResponderEliminar