8 dic. 2013

Sobre la creatividad de los niños



Estel salió muy contenta de la escuela el otro día con su obra de arte hecha con palillos y porexpan . Me explicó que era un bosque, que había pegado dos trozos como base y que los palillos eran los troncos y los trocitos de porexpán más pequeños las ramas de los árboles. Son la clase de Las montañas, con lo cual no me extrañaba que en uno de los “espacios” hubiese creado este bosque.

El modelo original pero, ha ido sufriendo variaciones. De entrada ya me "mató " cuando me colocó a Dora (es público y sabido que le tengo un poco de horror)  paseando por el bosque. Pero al día siguiente comenzó a colocar los palillos en la base, que a mí me hacía pensar en películas apocalípticas tipo "Fortaleza infernal" o castillos inexpugnables por el estilo.

"Estel, ¿por qué has puesto todas estas puntas en el bosque?”
“Mama, ya no es un bosque, es una nave espacial “.


Me quedo boquiabierta y pensando, una vez más, que no hay nada comparable como la imaginación y la creatividad de los más pequeños. Y que con un poco de suerte, me mandará a Dora a la Luna. Y que tengo que apuntar "palillos" en la lista de la compra para el supermercado.

1 comentario:

  1. Jajajajaja, seguro que a Estel se le ocurre otro final para la empalagosa e irritante Dora. A mis hijos tambien les encanta y nosotros, al igual que tu, la sufrimos con su machacona cancion. Besitos.

    ResponderEliminar