15 dic. 2013

Un Arco Iris capturado dentro de un frasco


Cada año, para el cumpleaños de las pequeñas, aprovechamos para hacer un regalo "especial" a toda la familia cuando vienen a casa para la fiesta. Hecho por las pequeñas... un DIY, ahora que está tan de moda :-). El primer año hicimos un memory muy personalizado, y el año pasado un jardín particular.

Este año pensé en un regalo que hacía cuando era pequeña (y no tan pequeña, la verdad) y que me gustaba mucho. ¿Quien nunca ha hecho estas botellitas que parecen querer concentrar la Arco Iris? Pensé que la dificultad se adecuaba bastante a su edad, de manera que, en el momento que las tardes ya no invitaban tanto a jugar en el parque, comenzábamos la producción en casa.


Primer paso: Sí que es verdad que ya puedes comprar la sal / arena de colores, pero así no tiene tanta gracia, ¿verdad? De modo que el primer paso fue "teñir" la sal con tizas de colores. Toda una técnica de concentración para las pequeñas...

Segundo paso: operación vertido (con un embudo). Ir colocando la sal a puñaditos para ir haciendo capas


Tercer paso: una vez tenemos lleno el frasco, sólo nos queda redecorar un poquito. ¡Y ya lo tenemos! ¡Fácil y muy bonito!

1 comentario: