10 oct. 2012

Reflexiones en voz alta. Conferencia de Carlos González



El sábado estuve en una conferencia del pediatra Carlos González (no son necesarias muchas presentaciones, ¿verdad?). Conocía sus libros y artículos, pero personalmente no lo había escuchado nunca. Os dejo algunas de sus reflexiones, muchas de ellas con su particular toque de humor...

"Si el niño llora de hambre, le das de comer y deja de llorar. Si el niño llora porque tiene dolor, le das Dalsy y deja de llorar. Si el niño llora porque quiere que la cojas en brazos, la coges y deja de llorar. ¿Por qué sólo en el tercer caso nos dicen que los malcriado? ".

"Hay cosas que no se trata de aprendizaje, sino de procesos madurativos. Aprender es cuando alguien te enseña y tú lo tienes que estudiar. No funciona con el caminar, el hablar o ir al baño. Todos los niños, más o menos, lo harán a la misma edad”.

"¿Porque queremos niños independientes con 6/9/12 meses, 1/2/3 años? Los niños, si los dejamos solos a esa edad, se morirían. Los niños tardan muchísimos años en ser independientes”.

"El vínculo afectivo es una necesidad primaria del ser humano. Los niños nos quieren porque nos aman con locura. Los niños no nos buscan por interés, porque les damos comida o porque les podemos comprar juguetes. Es amor puro y desinteresado”.

"Los celos son parte indispensable del amor. Se producen porque la relación afectiva es una parte muy importante de nuestra vida. Los niños tendrán celos de la tele, del móvil, de cualquier desconocido que acapare nuestra atención. No puede permitir que tú te distraigas para hablar con otra persona”.

"Si los niños lloran es porque sufren. No creáis que lloran para manipularos. Saben perfectamente que es más fácil manipularos si ríen. No hay ningún niño que no logre algo por las buenas" (Carlos González no da ningún sentido peyorativo al verbo "manipular" aplicado en este sentido)

"Se trata de hacerle caso. No de darle todo lo que pide. Hacer caso también es responder, aunque sea NO”.

"Cuando un niño de dos años se despierta por la noche, no quiere ni una bici, ni un helado, ni un regalo. Te quiere a ti. Sólo a ti”.


Tres horas de conferencia después, te das cuenta que buena parte de las cosas que explica Carlos González son cosas obvias. Que nadie me entienda mal, ni como un desprecio. Al contrario. Lo que quiero decir sencillamente es que son cosas obvias, o al menos, a mí me parecen. Pero supongo que desde el momento que alguien las explica de una manera tan y tan sencilla, es que no lo deben serlo para todo el mundo. Quiero pensar que es sentido común, instinto, cordura. Llamadlo cómo queráis. Nosotros no hemos seguido ninguna "método". No leí ninguno de los libros de cabecera habituales cuando estaba embarazada. Hablando después con otras madres, también te das cuenta que hay cosas que con gemelos, no se pueden aplicar de la misma manera. Así que seguimos el instinto. Ha habido veces que las hemos dejado llorar, otros que han dormido con nosotros. Las hemos llevado mucho en brazos, pero des de pequeñas han sabido que las dos al mismo tiempo no podía ser. Estoy convencida, que cada casa es un método y que lo que se trata es que funcione en cada núcleo familiar.

(Gracias al grupo Barberà creix, Lactància y Criança, que fueron los encargados de la conferencia. Gracias Verónica)


3 comentarios:

  1. Aveces creo que con esto de la maternidad nos volvemos algo rebuscadas y la mayoría de las veces hablamos de cosas totalmente obvias... por ejemplo me hace gracia la expresión "criar con apego" pero... ¿hay otra forma de hacerlo?

    ResponderEliminar
  2. La verdad es q hubiera estado bien asistir. Hay cosas muy ciertas!!!! Es verdad, cuando cojo a mis maravillosos monstruos en brazos, muchas veces sale x algún sitio el "¿otra vez en brazos? Pues chica, ¡siempre tienes algún hijo encima!" El otro día, en el pueblo d mi Compi dije "pues sí, es fácil, ¡tengo 4!!!!!"
    X cierto, si puedes, t pasas x mi blog, t he dejao un premio

    ResponderEliminar
  3. Hola!! He acabado de conocer el blog por el face y la verdad ya con el pimer articulo que he leído que es este me siento muy identificda...
    Tengo unas mellizas de 28 meses y la verdad es que no son muy dormilonas que digamos, bueno todo lo contrario jejeje se despiertan muchas veces por la noche y al final acabamos durmiendo como podemos una con una niña y el otro con la otra, vamos una locura... Pero tras leer este articulo me he dado cuenta que no soy un bicho raro ya que cuando les cuento esto a las amgias o algun conocido (ninguno tiene gemelos claro) me miran con cara rara pensando seguramente que estoy como una cabra... Pues realmente pienso que hay tiempo para todo y que al final todo se arregla y las cosas caeran por su propio peso.
    Mil gracias por este post!!!
    Besets

    ResponderEliminar