2 oct. 2012

2+2. Gemelos al cuadrado (segunda parte)

Esta semana conocemos el caso de dos familias que tienen dos pares de gemelos. Queremos analizar cómo vivieron el choque (o no) de saber que volvían a esperar dos hijos, como se organizaron, como es la relación entre hermanos...


¿Y como es la relación entre los hermanos?
¿Cómo se tomaron el primer par de gemelos que tendrían dos hermanos más? Geno encuentra una explicación, que en el fondo, es absolutamente lógica: "Normal, si ellas eran gemelas, ellos también lo habían de ser, no? (¿O es que ellas eran diferentes?) ". En la familia de Noemí también se vivió como algo absolutamente normal, porque "ellas también eran dos. Para ellas fue muy emocionante”. ¿Y qué pasó cuando nacieron los pequeños? "La relación entre los 4 es óptima, juegan muchísimo sin hacerse daño y el respeto es máximo. Estoy muy contenta, porque la verdad es que tenía miedo no sólo de celos entre hermanos gemelos sino entre las diferentes parejas de gemelos”. Y es que la clave, para Geno, está en encontrar los momentos: "Las mayores, a pesar de ser las" reinas destronadas ", han podido disfrutar de nosotros, ya que hemos buscado cualquier momento para disfrutar conjuntamente, en detrimento de los pequeños. Descubres que siempre dedicas más tiempo al / los primero / s hijos”. ¿Cuál es la dificultad? Imaginad esta imagen que describe la Geno: "¡Compaginar dos bebés con dos niñas de 4 años! Recuerdo una imagen mía. Yo encima de la cama, con un niño dándole el pecho, al otro dándole el biberón apoyado en la almohada o la hamaquita, y las dos niñas a mis pies, explicando un cuento de TEO" .



Lo más complicado
"Para mí lo más difícil han sido los embarazos, sumamente delicados. Fueron prematuros, en ambos casos. Las niñas nacieron a las 30 semanas y los niños a las 32, por lo que hicimos estancia en el hospital y fue una experiencia muy dura ", dice Noemí. La principal dificultad para Geno ha sido no tener tanto tiempo, paciencia, dedicación o tranquilidad en casa para marcar rutinas con el segundo par de gemelos. ¿O quizás es que simplemente son niños con caracteres diferentes? Geno se pregunta: "¿Es su comportamiento intrínseco o la situación en casa no ha ayudado a llevarlos con más docilidad (por decirlo de alguna manera)? Ya lo sé, ya, es el conjunto de las cosas y eso es lo que hemos llevado peor, que no hemos podido controlar la situación tal como querríamos”. Geno lamenta que "los niños han tenido carencia de esta rutina y / o organización que decíamos por falta de tiempo y dedicación, y esto ha hecho que su proceso haya sido más lento y, como un pez que se muerde la cola, esto ha provocado más estrés en casa”. Por suerte, dice Geno, "vamos notando cambios y su maduración va mejorando estos ritmos".



¿Con el segundo par ha sido más fácil?
Noemí no duda. Con las primeras gemelas todo fue más complicado. Una de las niñas nació con una cardiopatía muy grave que la obligó a pasar por tres intervenciones quirúrgicas y a pasar tres meses en la UCIN. "Llegar a casa también fue un calvario entre las medicaciones y los cuidados especiales. Así que con el segundo par de gemelos nos veíamos capaces de cualquier cosa". "La ironía de todo es que yo quería tener un tercer niño, para poder disfrutar más", explica Geno. "Pero también es muy bonito cuando intentan hablar todos a la vez, y ves los pequeños que se miran a sus hermanas mayores y no entienden nada pero se ríen, o cada una toma a uno de los niños y hacen una banda de música que desfila por casa". Y Geno concluye con uno de los temas de debate que pienso que puede ser interesante tratar: "Bien pensado, es más fácil tener 4 hijos en estos condiciones que 4 de individuales". Y acto seguido bromea: "Lo que no se conforma es porque no quiere".



Y la relación de pareja, qué?
Geno no se ha olvidado de un tema que a menudo, cuesta platear en voz alta. "¿Pareja? ¿Qué pareja? Ah! Aquel padre de tus criaturas que te cruzas por casa cambiando pañales, recogiendo juguetes, preguntándote 10.000 mil cosas, guardando ropa en la oscuridad… Y todo esto mientras tú haces la comida, cena, guardas cosas, haces la lista de la compra y organizas la ropa del día siguiente”. La comunicación es importante, y encontrar espacios únicos para la pareja es vital. ¿Se puede conseguir con dos pares de gemelos? "Nosotros, por nuestra parte, vamos luchando por recuperarnos a nosotros mismos, cosa bien difícil, pero nos hemos compaginado bien". Geno reconoce que "hasta ahora, no tenía ganas de salir y hacer cosas por nosotros, porque trabajar y la familia me tenía saturada, pero ahora, hemos empezado a hacer alguna escapada esporádica". Y es que el tiempo adquiere un nuevo significado: "Dos horas de relax sin criaturas... se aprovechan y dan para mucho".




3 comentarios:

  1. Genial continuación.

    Me he quedado con una imagen grabada en mi mente: "la banda de música desfilando por la casa". Muy bueno esto!! jejejeje.

    Admirable por mi parte el como estas familias llevan la paternidad, un ejemplo a seguir.

    Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Fíjate me parece curioso que digan que les resultó más complicado con la segunda pareja a pesar de que dicen que la experiencia es un grado... me imagino la estampa de la mami con sus cuatro niños en la cama y me parece precioso... bueno, vale ya se que lleva detrás mucho trabajo, pero la estampa en sí es bonita...

    ResponderEliminar
  3. A mi m ha recordado cuando mis 4 maravillosos monstruos hacen el corro d las patatas en el salón.....

    ResponderEliminar