17 oct. 2012

Pero... ¿cuándo pasé a ser Doña Jaimita?


De pequeña me encantaban Zipi y Zape. Son una referencia única para muchas generaciones. Creados por José Escobar a partir de 1948, son de hecho, la segunda historieta más traducida, después de los míticos Mortadelo y Filemón. Muchos años más tarde descubrí que un zipizape era una riña ruidosa o con golpes. Un alboroto. Vaya, y yo que creía que era el nombre de dos niños gemelos y muy traviesos que salían en los cómics. Recuerdo leer las historietas y fijarme únicamente en sus travesuras. Los demás personajes no eran más que simples comparsas de sus historias.

Tres décadas más tarde, recupero unos de estos cómics, y la lectura es absolutamente diferente. Ahora sólo me fijo en esa mujer larguirucha y desesperada porque cuando lo tiene todo limpio y recogido esos dos diablillos lo han desmontado todo, sin compasión por su “pobre madre”. ¡Le han inundado el lavabo! ¡No hace ni pizca de gracia que cuando has tendido 4 lavadoras y planchado las 3 anteriores esos dos mocosos vengan con toda la ropa sucia! (vale, siempre llevaban la misma, pero ¡se ensuciaban adrede!). ¿Y qué manía con jugar todo el día a fútbol  sin hacer deberes? ¿Y esa obsesión por romper cristales? La veo gritando desesperada porqué las travesuras de estos dos no hacen ninguna gracia. Ninguna gracia.

Por favor…¡ horror! ¡¡Me he convertido en Doña Jaimita!!  

5 comentarios:

  1. Yo no los leí de adulta, pero de pequeña los amaba y eran mis favoritos. Siempre añoré que hicieran la serie de TV :P

    ResponderEliminar
  2. Ja ja Qué grandes los Zipi y Zape! Yo todavía tengo los Superhumor guardados por ahí para cuando mis hijos sean mayoresy, sí, un poco doña Jaimita me he vuelto yo también jaja

    ResponderEliminar
  3. Que recuerdos más buenos, me encantaban esos comics...

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno! Yo tambien soy un poco doña Jaimita y lo que me queda...

    ResponderEliminar
  5. Ja ja!!! Tienes razón!!!!
    Yo tampoco s q ha pasado!!!

    ResponderEliminar