17 sept. 2012

¿Y ya planchan o friegan?

El problema de no haber empezado a escribir el blog antes y por lo tanto escribir las cosas al momento es que la memoria es muy selectiva. Pensaba que a la hora de vivir las cosas de las pequeñas todo me quedaba grabado en fuego en la memoria pero veo que no.


Es el caso de esta visita rutinaria al ayudante del pediatra. Debía ser alguna de las revisiones del programa. Siento no recordar qué edad tenían, quizá un año y medio. Sí recuerdo que estuvimos repasando todos los parámetros básicos: peso, altura, perímetro craneal, alimentación, horas de sueño, preguntas básicas...  Y de golpe me la soltó, así, sin avisar:



- ¿Y ya planchan o friegan?




Hubo un silencio. Por un momento me quedé de piedra. ¿Había entendido bien lo que me preguntaba? Yo creo que ella debió intuir (o ver) mi cara de desconcierto.

"Te lo pregunto porque normalmente, a esta edad imitan a las madres, y por eso hacen ver que planchan y cogen la escoba o friegan", puntualiza.


Le respondí que no, porque con gemelas, no teníamos demasiado tiempo y normalmente hacíamos estas cosas cuando ellas estaban durmiendo y por tanto no acostumbraban a vernos fregando. Pero salí de la consulta con dos temas que me preocuparon y bailaron por la cabeza durante algunos días.


1) Por un momento llegué a pensar que las gemelas me tomaban el pelo (y de qué manera) y que en realidad eran capaces de planchar y fregar y estaban escabulléndose de ayudar en casa. ¿Qué más tenían capacidad de hacer y yo no lo sabía? ¿Preparar los menús de la semana?

2) Bromas aparte... ¿La enfermera consideraba que sólo las madres planchamos, barremos y frotamos y por eso las niñas nos imitan? ¿Y si fueran niños? Esa persona ("profesional") estaba dando consejos a las madres... Por suerte no la ví más por la consulta. En nuestro caso las tareas nos las repartimos y tanto puede planchar la madre como el padre. El padre y la madre barremos y el padre y la madre cocinamos. Y desde aquel día pienso mucho en los roles que creamos, a veces sin querer, y que hay que tener muy en cuenta. Porque su actitud depende y mucho, de lo que ven en casa.

5 comentarios:

  1. Me dejas sin palabras ¡Que sociedad tan sexista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece increíble que aún pasen estas cosas, verdad? Lo comentamos con mi marido y me sentí fatal por no haberle respondido algo más contundente...

      Mucha gente me ha comentado que tengo suerte de tener una pareja que ha compartido totalmente la crianza de las pequeñas...Y yo respondo: ¿Cómo podría ser, sinó? Debería ser lo ABSOLUTAMENTE normal. Pero lamentablemente, no lo es. Queda mucho camino por recorrer...

      Eliminar
    2. Antes he sido muy breve porque me reclamaban los peques, ya sabes...
      A mi tambien me dicen q tengo mucha suerte porque mi marido se ha involucrado en la crianza de los mellis y yo me sigo preguntando ¿Aun hay padres q no se involucran? ¿que trasmiten estos padres a sus hijos? es increible!
      Por otro lado, en mi caso tengo pareja chico-chica y los educo exactamente igual, comparten juguetes y actividades, asi que espero no trasmitorles el tipo de valores q pretendia tu enfermera.
      Un beso enorme

      Eliminar
  2. Yo tampoco hubiera reaccionado, créeme. Sí q es cierto q nos imitan pero jo, podía haberlo preguntado d otra manera ¿No?
    Sí q da q pensar si....

    ResponderEliminar
  3. Ahh, pero es entonces no es así??? En es caso, para qué voy a tener yo mellizas?? Tendré que seguir limpiando yo en casa???? Eso nadie me lo avisó!!

    .
    .
    .
    .
    .
    .
    .

    Qué fuerte me parece jajajajaja. En serio te dijeron eso en una consulta pediátrica? La selección del personal como la hacen allí? Por peso y talla?

    ResponderEliminar