30 oct. 2015

Nuestra TOP LIST de cosas útiles/inútiles para bebés

Cuando estás embarazada, hay una serie de objetos que en las tiendas/revistes/otros padres intentan hacerte creer que serán absolutamente imprescindibles en el momento que seas madre y tengas la criatura / las criaturas en casa. Tengo que reconocer que en los tres primeros años de las mellizas tuvimos algunos de imprescindibles, otros que no nos dejamos engañar y otros... que sí. Nos timaron. Así que hoy he recordado nuestra TOP LIST de cosas útiles / inútiles para bebés. De entrada, dejar claro que encontraréis cosas que a nosotros nos han funcionado (o no), que nos han sido útiles (o no) o que les hemos sacado provecho (o no). Espero que (eso sí), os sea útil por si estáis embarazados... o por si tenéis que hacer regalos. Y otra particularidad, veréis que hay algunos que nos gustaron, pero que eran ideales para UN SÓLO bebé.


¿Cuál es vuestro number 1 de cosas inútiles? ¿Y de las cosas más prácticas?

Número 1: IMPRESCINDIBLE, EN MAYÚSCULAS

Uno de los regalos (que pedimos) más utilizados y más prácticos que tuvimos. Durante el primer año de vida de las pequeñas fueron un IMPRESCINDIBLE, en mayúsculas. Hacían la siesta, se tomaban el biberón, se comieron sus primeras papillas, nos servían para trasladarlas de habitación... Las utilizábamos para las siestas si estábamos fuera de casa... Me sorprendía cuando otras madres me decían que ni siquiera las habían utilizado. ¡No sé cómo nos lo hubiéramos hecho nosotros! Recuerdo la imagen de las dos pequeñas en las hamacas, yo sentada en el suelo en medio y un biberón en cada mano. Venga, a dar el biberón a las gemelas cuando no tenían espera y estaba sola. Además, se pueden encontrar de muchas marcas y modelos (más o menos complicados, para mí no hacía falta que tuviera una vibración para dormirlas) y a precios asequibles teniendo en cuenta el uso que se les da.

Número 2: SÍ, GENIAL, PERO… 

Todo el mundo me había hablado muy bien. Todo el mundo me había dicho que era muy práctica, saludable y efectiva. Así que fue uno de los regalos que pedimos. Ya sea de Beaba, de Chicco o de cualquier otra marca, todas vienen a tener las mismas funciones y calidad. Funciones como cocer al vapor, triturar, descongelar y calentar. Fue un regalo de aquellos comunitarios, ya que el precio ronda los 100 euros. Por qué esta calificación 'Sí ... pero no'? Porque es fantástica... si tenéis un bebé. Pero si se tiene gemelos, no hace suficiente cantidad de comida. O en todo caso, estará en marcha todo el día. Sinceramente, al final optaba por utilizar la cazuela grande (sí, sí, aquellas que hacer el caldo de toda la vida) y hacía grandes hervidas de verdura para hacer las papillas. Así tenía por un par de días. Sí que utilizaba la babycook para hacer el pescado al vapor, por ejemplo. Seguro  que tenéis en casa otros aparatos eléctricos que trituran, descongelan y calientan. Para nosotros, la conclusión fue: Prescindible... si tienes gemelos.

Número 3: UNA NAVE ESPACIAL PARA ESTERILIZAR BIBERONES

Teniendo en cuenta que hubo un momento que hacíamos 16 biberones al día, más que una máquina para lavar y esterilizar biberones y tetinas, hubiéramos necesitado un tren de lavabo de coches entero. Consideramos que era un trasto enorme (y eso que nos dejaron uno pero lo usamos muuuuuy poco) y que no valía la pena. Así que utilizamos mucho este aparatejo. 3 euros creo que costó.




Número 4: BUENA COMPRA

Todo el mundo me había comentado que estos sacos que les dejan libres los brazos eran una buena manera de tenerlos abrigados y no tener que preocuparte si se destapaban o no. Estel se movía mucho en la cama y no había manera de taparla con la mantita. Decidí probarlos porque era una de esas cosas que me hacía "sufrir": ¡a la más mínima! resfriado a la vista. En mi tienda de confianza me recomendaron los sacos Grobag y compré uno para cada niña. Prácticos de abrir y cerrar, las pequeñas no pasaban frío, los lavé muchísimas veces y estaban perfectos. Las pequeñas se acostumbraron muy rápido y durmieron mucho tiempo con ellos (una talla más grande, por supuesto). Buena compra y amortizada.

Número 5: DOSIFICANDO EL ENTUSIASMO 

Hay cosas que compras porque la gente te recomienda y te dicen que les ha funcionado a las mil maravillas. Es verdad. Este es un nuevo caso de una de aquellas cosas que con sólo un bebé es súper práctico y fantástico... pero que al tratarse de gemelos el entusiasmo se matiza un poco. Los dosificadores de la leche en polvo para preparar los biberones (o para poner los cereales si ya toman) son prácticos si te vas un día fuera de excursión o como mucho, si te vas una tarde y duermes fuera. Pero claro, al ser dos, para llevar más de cuatro, como los de la fotografía, ya no gano demasiado espacio, ¿no? Por lo tanto, les daremos la calificación de útiles, pero también os avisamos que si tenéis gemel@s, acaba siendo más práctico llevarse los botes de leche y las bolsas de cereales. Yo tenía el tamaño de fin de semana bien calculado. Los botes de 450 gramos de la leche de fórmula eran los ideales.








Número 6: UN LAVABO PORTÁTIL. ¿EN SERIO?

Ese momento. Ese momento en el que empezaba la operación "fuera pañal durante el día". Aquella etapa donde constantemente estás preguntando: "¿Tenéis que hacer un pipí?". En aquel momento compramos un lavabo portátil que al mismo tiempo era un adaptador para la taza del inodoro. Lo llevaba en el cochecito por si acaso (y además, venía con unas bolsitas de plástico para "cositas" más sólidas). Como lavabo portátil podría deciros que lo usé en contadas ocasiones. Como adaptador de la taza del inodoro, dio buen resultado.

Número 7: COMPACTADOR DE PAÑALES

Dicen que había una máquina que cuando sacabas los pañales los metías ahí dentro y se compactaban (¿desaparecían? ¿se marchaban a otro dimensión?). La verdad, nunca nos interesó demasiado, pero también os decimos que con melliz@s, necesitas el contáiner que está en la calle. Y el que venden es mucho más pequeño. Nosotros lo tacharíamos de cualquier lista.

Número 8:  LOS ANTI-DERRAMES


No sé qué habría hecho sin ellos, especialmente por las noches. Ona y Estel han sido fans de estos vasos y nosotros aún más. Los hemos llevado a todas partes, los hemos usado en casa, en la calle, de viaje. Siempre los hemos llevado encima. No hace falta que os cuente demasiado, pero el sistema del vaso hace que no derrame y evita múltiples "accidentes". Para nosotros han sido muy útiles por las noches, porque les hemos dejado en la cama y ellas siempre lo han encontrado si han tenido sed. Puestos a encontrar un defecto, la pieza "mágica" es complicada de limpiar.

Número 9: CUNAS DE VIAJE

De viaje, para tener en casa de los abuelos, los tíos… Para nosotros que no paramos quietos, fueron un imprescindible, y las utilizamos en alguna ocasión como “parque”.

Número 10: “AQUÍ CHARLIE ECO A BASE MELLIZAS"

Pues fíjate tú que yo pensé que la idea de poner el aparatito en la habitación de las peques y nosotros tener el receptor para escuchar si pasaba algo sería una buena idea. De esto ya hace 7 años, y ahora la moda son cámaras espías y seguro que hay una app para vigilar a los bebés y se ve en la Tablet… pero antes solo había una especie de walkie-talkies. Os lo avanzo. PRESCINDIBLES. No hay nada cómo vuestro oído biónico para escuchar el mínimo sollozo de vuestra/s criatura/s. (¿Os acordábais de la mujer biónica? ¡Le daréis diez mil vueltas!). Además, desarrollaréis un maravilloso resorte que vais a pulverizar el récord de los 100 metros lisos.

Bueno, hemos llegado a 10. Y me dejo bastantes en el tintero.

2 comentarios:

  1. Pues me has dejado que ahora no sé qué hacer con lo del váter portátil. Aún no hemos retomado la operación pañal pero creía que esto sería la compra del siglo. La hamaca para mí también fue uno de los mejores descubrimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja cómo portátil no sé yo si lo vas a utilizar mucho... bien! otra que es hamaca-fan!

      Eliminar