24 oct. 2015

Esa 'estafa' de los cambios horarios

Ya no puedo más. Estoy harta de escuchar lo de "esta noche vamos a dormir una hora más". Una hora más... ¿de qué? Esto de los cambios de verano/invierno ya no me convencían demasiado, con lo del ahorro energético y tal...  pero definitivamente dejé de creer en ellos en el momento que fuimos padres y tuvimos a las mellizas. 

Horario de invierno: "Vamos a dormir una hora más". No. Vamos a dormir las mismas horas, y lo más dramático es que aunque sea domingo, las mellizas se levantaran igual que cada día, sobre las 7.30h. Pero la desgracia es que aunque sean las 7.30h como cada día, tu despertador se habrá actualizado gracias al satélite y marcará las 6.30h. Y eso duele. Duele mucho. Porque además no puedes hacer nada. ¿Qué se hace un domingo a las 6.30h? ¿Ideas? ¿Sugerencias? (--> las necesito para mañana, gracias).

Horario de verano: Otra estafa, porque es eso de "de ilusión también de vive". La frase de medio mundo, como deprimido, es "nos van a robar una hora de sueño". Pues te vas a dormir un poco antes y listo. A ti te da igual, porque las peques son tan inspiradas y ocurrentes que escogen esa noche para igualarte al resto de los mortales, y aunque te hayas ido a dormir temprano, empiezan a toser, a tener pesadillas o a levantarse para ir al lavabo y te despiertan a medianoche, a las tres y a las seis de la madrugada. Eso sí, ellas se levantan igual que cada día.  A las 7.30h. Sólo que ese día puedes hacer el tweet de: "¡Hoy han dormido hasta las 8.30h!".

No me gusta este cambio horario. Será oscuro más temprano, no podremos alargar el rato de juego en el parque... y la única razón para lo que era útil (cuando sólo te dejaban salir de fiesta hasta las 2 de la madrugada y aprovechabas esa noche para alargar la fiesta con la excusa del cambio horario), hace tiempo que ya no la usas. 

4 comentarios:

  1. Hola. coincido totalmente contigo. Con niños pequeños es un cambio que no existe como tal. Los niños son como relojes con los horarios muy pautados. Los que tenemos hijos no dormiremos más horas mañana y lo peor es que con este cambio horario las tardes oscurecen ya a las 6. Un horror. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor, Marta, será ver la hora en el despertador... qué duro :-(
      seguimos en contacto!

      Eliminar
  2. Es el día raruno interminable... qué ganas de que llegue mañana :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es raro sí... además todo el mundo insiste en plan "son las tres de hoy pero las cuatro de ayer"... bueno! da igual! jajajajaja

      Eliminar