21 oct. 2015

Embarazo y conducción


La semana pasada, leía en el informe de la Fundación RACC, que 316 mujeres embarazadas fueron atendidas durante el 2014 en Cataluña por un accidente de tráfico. Y durante el año anterior, 38 mujeres embarazadas y su bebé murieron a causa de un accidente de tráfico en España. Y empecé a pensar si somos conscientes de este parámetro, embarazo y movilidad, en el momento que esperamos un hijo/a.

El informe apuntaba que las embarazadas cambian su manera de moverse y prefieren caminar o ir en coche antes de utilizar el transporte público o conducir. Además, un 23% de las mujeres afrontan con temor y limitaciones la movilidad durante el embarazo. Yo fui parte de este 23%, pero debido, creo, al “temor” a que era un embarazo de gemelos. No me daba miedo ir en coche, pero en ese periodo dejé de conducir, iba de copiloto. Intentaba evitar desplazamientos demasiado largos, porque me cansaba demasiado y me dolía todo. Pero aun así, reconozco que no era demasiado consciente de lo que implicaba. Recuerdo que alguien me hablaba de un adaptador para el cinturón, pero ni siquiera lo terminé mirando. 

¿Es inconsciencia? ¿Desconocimiento? Tampoco me hicieron ninguna referencia ni la comadrona ni en las clases pre-parto. Según la Fundación, un 66% de las embarazadas quisiera recibir información contrastada sobre la movilidad y el embarazo, lo que me reafirma que demasiado a menudo, no se recibe la información adecuada. Ya no hablo de información vital, sobre cómo cambia el cuerpo con el embarazo, qué debemos esperar y cómo actuar cuando llegue el momento del parto, los momentos inmediatamente posteriores... siempre he defendido que no tenemos ni la información PRÁCTICA más vital.

Y otro día podríamos hablar de esta "moda" de no dejar subir los cochecitos de gemelos en los autobuses... yo no me encontré nunca en la situación y siempre pude acceder sin problemas, pero parece que cada vez es más frecuente en más ciudades. Que me expliquen pues cómo moverte en transporte público con dos bebés...

O de cómo se agradecen los espacios que reservan plazas de aparcamiento para familias con cochecitos o con criaturas. Sí, otro día.

1 comentario:

  1. yo salir con mi niño es un poco complicado con el transporte que es un caos y la gente que no respeta ,prefiero quedarme en casa pero con un chiquitin imperactivo no se puede hay que ingeniarse
    visitame
    http://mamadelpandi.blogspot.pe/

    ResponderEliminar