5 feb. 2014

Magia calidoscópica


Uno de los mejores regalos del Tió fue un calidoscopio. Pero ya podéis imaginar quién se pasó un buen rato jugando a mirar la luz, dándole vueltas para crear las formas más maravillosas de una forma prácticamente mágica. ¿Sabéis quién, no? Para mi es eso, magia, una magia de formas y colores. ¿Tenéis alguno cerca? No lo dudéis, cogedlo y jugad un rato... Ojalá a este 2014 no tengamos que darle tantas vueltas pero que nos salga con tantas formas y colores preciosos...




1 comentario: