17 feb. 2014

Cuando ruge la purpurina



Vaaaale, llamadme exagerada (por lo del título), pero cuando recuerdo a Charlton Heston viendo hormigas por todas partes y cómo los bichitos lo devoraban todo (si las tías incluso sabían hacerse barquitas para cruzar el río), me veo a mí misma encontrándome purpurina en los lugares más recónditos de mi bolso, mis sábanas o mi ducha. Ya ni os hablo de la ropa de las niñas.

Ona y Estel están como locas con la purpurina. No estoy asustada porque veo que no es un fenómeno particular, sino que afecta en mayor o menor medida a todos sus compañeros de clase. Lo he compartido con otras madres de otras escuelas e intuyo que debe ser una ‘fase’ más.

Les fascina lo brillante. Les encanta poner purpurina en sus dibujos. Si en la ropa hay algo que brilla, su decisión ya está tomada. Quieren esa camiseta. ¿Hay algún rotulador con purpurina? “Mamá, ¿nos comprarás uno?”. No sé porque me extraña que les guste tanto la purpurina. A mí también me gusta. Recuerdo épocas de buscar sombras de ojos, pintalabios, esmalte de uñas… incluso pantalones con purpurina, brillantes o reflejos. Siempre he sido muy fan de los colores plateados y ahora me encantan los cobrizos en los suelos metálicos, por ejemplo.

Así que cuando ruge la purpurina, hoy os recomendamos dos productos que hemos descubierto y que nos encantan.

Los Playcolor One de Instant: tempera sólida, y además en colores metálicos. Tienen una versión más de bolsillo (trazo más estrecho que quiero probar ahora). A las peques les encanta, y más porque pueden pintar sobre cartulina negra y les gusta muchísimo el resultado.




Glitter Glue de Alpino: con este tengo que ayudarlas en la aplicación, pero es que incluso yo disfruto más que ellas. Mañana o pasado os presentaré nuestra primera creación. 

1 comentario:

  1. Hola Nuria, estoy totalmente de acuerdo con este amor por lo brillante. Si quieres, te paso unas fotos de otros dos productos que vendemos en La Bolsa Mágica en nuestra sección "purpurinas"... los rotuladores de acabado metálico y rotuladores de acabado purpurina. A diferencia del glitter glue (que también nos encanta), este se seca en menos de un minuto, aunque, como todos los rotuladores, conviene que las niñas sepan manejarlos bien para no destrozarles la punta o hacer "charquitos" de tinta, pues estos necesitan tinta muy líquida. Son mis favoritos (no sé si antes o después de las Playcolor, que ME ENCANTAN), y no se secan nunca (yo he tenido alguna cajita abierta más de un año).

    ResponderEliminar