9 ene. 2013

Una carta a los Reyes hecha a conciencia


En casa hace días que no paramos. No hemos tenido ni tiempo de pensar en cómo ha sido la reentrada en la escuela. Tenemos trabajo, mucho trabajo. Todo el día estamos peinando, dando horas a las clientas, lavando cabezas y cortando melenas. Tenemos una casa en la montaña y nos deslizamos en trineo, patinamos por una pista congelada y nos cambiamos siete veces en una tarde los pantalones y la ropa de esquiar Además, si no nos apetece frío, cogemos la auto caravana y vamos a la playa. Tenemos tablas de surf y una hamaca para tomar el sol. ¿Que tenemos un ratito libre? Leemos cuentos, hacemos collares, nos probarse la ropa. De día observamos las hormigas con la lupa y miramos los árboles de lejos con los prismáticos.

No. No nos hemos vuelto locos. Sencillamente jugamos con todos los regalos que los Reyes nos dejaron el día 6 en nuestra casa y en casa de la familia. Y no penséis que nos ha tocado el Gordo de Navidad. La casa en la nieve y la auto caravana son de Pinypon y la peluquería es un set fantástico con un secador, peines, una plancha de pelo y las pobres clientas son dos muñecas Nenuco que pronto estarán calvas porque no hago nada más que encontrarme cabellos rubios por toda la casa. Qué paciencia que tienen las pobres. "Es que están muy despeinadas y qué enredos que tienen estas niñas", dicen Ona y EStel. "Volvemos a jugar en peluquerías, mamá".

Intento recordar cómo era la locura del día 6 cuando era pequeña. Imagino que como ellas, hacía más caso a los primeros paquetes que abría que al último, que ya no sabía ni qué me hacía. Por eso ahora, poco a poco, vamos descubriendo y dosificando todos los regalos que nos trajeron los Reyes. Estamos contentos de estos Reyes, que han calculado muy bien y han hecho la carta a conciencia.

¿Cómo organizar Reyes con gemelos?

Hacía tiempo que quería abordar este tema, porque implica muchas reflexiones. ¿Cómo organizar los Reyes con gemelos? ¿Regalos conjuntos o individuales? Unos fomentan que compartan horas de juego, pero también es importante hacer la diferenciación y atender a cada uno de sus gustos. ¿Regalos iguales e idénticos? A menudo, con determinados objetos ya sabes a priori que puede haber peleas constantes. ¿Todo juguetes? ¿Con qué más puedes combinar? ¿Cuántos? ¿Ceder a las modas o no? ¿Ceder a todo lo que piden o no? Convencer a la familia y a todo el mundo que las niñas sólo tienen que tener 1 regalo (esto no siempre es fácil). Y eso que las niñas no son de pedir juguetes (supongo que eso llegará más adelante). De hecho, en la carta sólo pidieron un vestido de Cenicienta. Un traje que los Reyes no les han llevado porque ya llegaron algunos de princesa (de sorpresa absoluta) para su cumpleaños.

Qué queréis que os diga, es complicado. Y más en nuestro caso, porque a finales de año las pequeñas celebran su aniversario (con lo cual, quiere decir que ya venimos de una tanda de regalos y celebraciones). Por este motivo, en casa hemos establecido que el aniversario es muy importante, único e intransferible. Por eso intentamos que cada una tenga su regalo. A veces son iguales, como ha sido este año el caso del patinete, pero otros ya los adecuamos a sus gustos e intereses. Pienso que es importante apostar por la individualidad en su cumpleaños.

Como su cumpleaños es justo antes de Navidad, el Tió (una tradición muy arrelada en Cataluña), en casa, lleva detalles pequeños (como un gorro o un bolsito), y monedas de chocolate. En nuestras familias, los regalos, vaya, quiero decir, los REGALOS en mayúsculas, siempre han venido de la mano de los Reyes. Y en el momento de escribir la carta, hemos combinado los regalos de juego conjunto (de construcción, de simulación y de concentración), con ropa (que las chicas han salido presumidas) y regalos idénticos. Porque claro, si a una le regalas una lupa y a la otra unos prismáticos para hacer de pequeñas exploradoras ... ¿sabéis qué pasará no?. Efectivamente, llantos en todo momento. Por lo tanto, dos lupas y dos prismáticos. Así las salidas al bosque se convierten ahora en una nueva investigación.

Este año no hemos conseguido un nexo común, pero es un tema interesante para encontrar un hilo conductor a los regalos de Reyes. Por ejemplo, el año que los Reyes llevaron la cocinita, el resto de regalos estaban relacionados con el tema general (y también llegaron cazuelas, comida, delantales, etc...). Otro año nos llevaron un supermercado (más comida, Carrito de la compra, etc...).

Pero no todo podía ser fantástico, ¿verdad? La ley de Murphy también actúa en esta situación. Puedes hacer la carta a conciencia, puedes pensar que lo has compaginado todo a la perfección, que la balanza está equilibrada y cruzas los dedos para que cuando abran los regalos en una mañana mágica les gusten. Pues efectivamente, lo que más las volvió locas la mañana de Reyes fue un "set" de peluquería que para más inri hacía meses que teníamos por casa y que habíamos ido guardando. Y el fantástico set sólo tenía un secador que con las pilas hacía ruido y una plancha de pelo para dejarlos bien lisos. Y una bolsita que atada a la cintura sirve para llevar el peine y las pinzas. Pues tuvimos llantos y peleas todo el día. Suerte que la abuela nos ha cosido otra bolsita y las dos peluqueras han entendido que mientras una seca el pelo, el otro puede planchar el flequillo. Y las clientas, absolutamente satisfechas.

¿Y vosotr@s, cómo os organizáis? Si queréis contármelo, podéis escribirme a lainvasiotwin@gmail.com

7 comentarios:

  1. Ay si... ya me he dado cuenta!! Este año mis chicos andan locos por las motos, y pensé en una moto para cada uno pero de distinto color, meeec, error!!
    Tanto es así que me decidí a comprar otra igual a la que más éxito tenía, pero ya no quedaban en ninguna tienda... Un aprendizaje más!!!
    Besos (que hacía mucho que no me asomaba por aquí).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nely, este comentario evidencia un tema que me preguntan a menudo:

      Pongo un ejemplo (no real, pero que creo que lo explica)

      Porque no le pones vestido a una y pantalones a la otra?
      Porque si una lleva falda (o vestido), la otra tambien quiere llevar falda o pantalón. No lo decido yo, lo deciden ellas...

      Eliminar
  2. La verdad es que el tema regalos me crispa un montón, sobretodo porque mis niños cumplen años a finales de diciembre y se nos junta todo.
    Con mi familia no tengo problema porque les voy diciendo cosas que necesito y cosas que a ellos les gustan, es decir mis padres y hermana se guían por cosas que atienden a los gustos de los niños intentando siempre individualizar.
    Mi familia política en cambio se han decantado por juguetes que ocupan media casa, emiten ruidos y luces desquiciantes y mis hijos decidieron abandonar en un rincón nada más abrir.
    Después de tanta cosa sofisticada y tanto regalo que roza lo absurdo mis hijos han pasado a jugar con dos muñecos de trapo míos de cuando era pequeña dándoles el biberón (el suyo propio) y yo me hago de cruces con todo el dineral que tengo cogiendo polvo en el salón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pasa como a nosotros entonces! Las mías son del 15/12 y claro, todo se acumula.
      Nosotros tenemos "vetados" esos juguetes que son voluminosos y sobretodo los que hacen ruido :-)

      Eliminar
  3. Mis mellizos de momento no se enteran mucho y nuestros familiares suelen regalarle una cosa a cada uno pero lo curioso es que a la niña tienden a regalarme muñecos y al niño cosas más movidas y al final se acaban intercambiando los regalos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor de los múltiples es que a menudo, no hacen mucho caso a los juguetes. Tienen el mejor juguete delante suyo . Su herman@. Las mías comparten horas y horas de juego, hacen obras de teatro, de peluqueras, etc...

      Eliminar
  4. Estan grandísimas. Veo que le estáis sacando mucho partido a los juguetes que han traído los Reyes. ¡Me alegro de que lo paséis tan bien! Yo apuesto por un regalo conjunto para los dos hermanos para que aprendan a compartir(se llevan dos años, así que es un poco peliagudo) y el resto en regalos individualizados que suelen acabar siendo de todos porque los dos quieren jugar a todo sin importar a quien le trajeron qué. Normalmente los dos piensan que el juguete de turno es "¡Mío!".

    Menos mal que la abuelita pudo solucionar lo del set de peluquería ya ahora juegan juntas alegremente. nunca se sabe...

    ResponderEliminar