22 nov. 2011

La diferencia entre votar y botar



Jornada electoral. # 20N. Para mí es sinónimo de trabajar. Fue complicado que las pequeñas entendieran que aunque era fiesta y no iban a la escuela, mamá tuviera que ir al trabajo. Gajes del oficio.

Ellas protagonizaron la anécdota divertida de mi 20 de noviembre. Les dije que vendrían a votar conmigo, porque "mamá tiene que ir a grabar con el micro a un colegio. Votaremos y después grabaré, de acuerdo? ". Nada más entrar en el colegio –electoral-  Ona me pregunta si ya puede sacarse los zapatos. "¿Los zapatos?". Y me la quedo mirando con cara de no entender nada. Pero rápidamente se veo una lucecita.
"No, Ona, hemos venido a votar, no a botar". (Pero como ellas no entienden la diferencia entre una be y una uve, sigo). "Ona, este votar no es de saltar y botar el sofá o en la cama de papá y mamá. Es otro votar”.

Ahora que, mirado fríamente y después de ver cómo fueron las cosas, quizá no hay tanta diferencia entre "nos van a votar / nos botarán".

1 comentario:

  1. Jaja. Que razón tienes: nos van a Botar a todos y tampoco estoy hablando de saltar ¡sight!

    ResponderEliminar