2 dic. 2014

Cuando los padres intentamos hacer de detectives o cómo evitar el mítico '¿Qué has hecho hoy en la escuela?'

De acuerdo. Lo acepto. Las mías nunca han sido demasiado efusivas a la hora de explicar qué han hecho en la escuela. Y los padres, no tenemos por qué ser detectives de primera. Pero cada curso que pasa es más interesante e importante saber lo que hacen en clase, así que claro, si el mítico "¿qué ha hecho hoy en la escuela?", "¿cómo ha ido hoy en clase?" o "¿os lo habéis pasado bien? " no funciona, hay que buscar nuevas alternativas. Porque la mayoría de veces... ¿qué os responden? "Bien". "Muy bien". Y punto. ¿Os pasa? A mí sí. Pues seguid leyendo y luego también me contáis vuestros trucos.


Mi detector de las cosas que les gustan o no es si después lo reproducen en casa en sus juegos. Entonces aprovecho y les pregunto, y me cuentan que lo han hecho en la escuela. Pero tampoco dan demasiados detalles. Así que tocaba buscar nuevas fórmulas. La que he puesto en marcha últimamente es explicar mi día. "¿Sabéis que he hecho hoy?". Parece que de entrada les interesa. Y luego les cuento que he ido a una rueda de prensa, que he entrevistado a no sé quién y que me he tropezado en directo con una palabra muy extraña. Ríen. Me interrumpen para explicarme que una de ellas ha hecho un trabajo de escribir unas palabras. Y la otra que en el espacio de  ‘Música’  ha aprendido muchas cosas de los acordeones. "Mamá, ¿tú sabes qué son las branquias?". "¿Sabes cómo respiran los camaleones?". Y así, con cuatro pinceladas me han contado (más o menos, no creáis), como ha ido su día. De momento funciona, voy variando, y no sólo les cuento cosas del trabajo, sino ideas que he tenido, o sueños de la noche pasada (que me invento, ¡porque nunca recuerdo nada de lo que sueño!).

Es un tema que hace un par o tres de semanas estuvimos comentando con algunas madres. Alguien preguntó al azar si nos habían contado algo (ni lo recuerdo) y la mitad no teníamos ni idea. A raíz de esta conversación corrió un artículo de una bloguera norteamericana que había hecho una lista de preguntas concretas para escaparse de la mítica "qué, cómo ha ido hoy a la escuela".


Son preguntas que permiten descubrir la relación de los niños en la escuela, y cómo se sienten (qué importante, ¿verdad?). En esta lista preguntaba a los niños, por ejemplo, qué era lo mejor que había pasado durante el día... algo que les hubiera hecho reír... si habían ayudado a alguien... qué palabra había repetido más la maestra... quien es la persona / compañero más divertido de la clase ... Aquí tenéis el link al artículo original: Simple Simon and Company (en inglés). Lo mejor sin embargo, es buscar nuevas fórmulas y hacer vuestra propia lista. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario