9 mar. 2014

La invasión krazy looms bandz

La invasión pulsera de gomitas ha llegado a nuestra casa con un desembarco de tal calibre que nos hemos visto sorprendidos por las tropas enemigas. Cierto que habían mandado algunas avanzadillas, pero no habíamos olido el peligro. No éramos conscientes que las ‘krazy looms bandz’ eran un ejército altamente organizado. Bueno, que en realidad he descubierto este fin de semana que se llamaban así. Hasta el viernes eran “las gomas estas con las que los niños se hacen pulseras’. Inocente, ilusa de mí.

De acuerdo. Voy tarde, tardísimo. No esperéis ni un tutorial ni nada por el estilo. Sólo quería reflexionar en voz alta sobre este impresionante fenómeno de las modas y los productos mega-estrellas. Quizá me diréis que hace siglos que las pulseritas han entrado en vuestras vidas, pero yo no sabía de su existencia hasta hace unas semanas. Las niñas me comentaron que en el parque los ‘mayores’ hacían unas pulseras que les gustaban mucho. No sé quién también comentó algo. Una amiga pone una foto en Whatsapp de un anillo que le ha hecho su hija. Y pienso… “esto deben ser las famosas gomas de las que hablan las niñas”. Mi prima pone una foto en Facebook de un tenedor con las gomas. Ya empiezo a alucinar. ¿Esto es global? ¿Todo el mundo lleva estas pulseras? ¿De dónde salen? Instagram. Empiezo a ver fotos de brazos llenos de colores, con cinco o seis pulseras (¿eh, @davidlay?). Flipo. Viernes. Estel aprende a hacerlas en la escuela por la mañana, y Ona aprende de su hermana. Las dos me piden ir a comprar gomitas.

Vamos a un bazar a buscarlas, y yo preocupada por cómo lo voy a pedir. “Oye, perdona,… ¿tienes unas gomas con las que los niños se hacen pulseras?”. Creo que el dependiente me mirará cómo si estuviera loca. Nada más llegar, en la entrada, veo todo un panel con mucha gente comprando unas bolsitas. Millones de gomas y ganchos y trucos y kits para hacer pulseras.

No hemos parado en todo el fin de semana. Estel se ha hecho siete pulseras. Ona seis. Hemos hecho 3 para unos amigos que vinieron a cenar. Yo tengo 4 y un anillo. Las peques ya tienen lista de encargos. Las primeras costaron, pero ahora parece que tengamos un taller de fabricación en masa.


Y yo he alucionado al descubrir los millones de entradas en internet de una cosa que se llama Krazy Looms Bandz. Y sigue fascinándome cómo estas modas se multiplican de tal manera que llegan a todas las escuelas, todos los rincones del mundo. 

3 comentarios:

  1. JAJAJA els meus nebots estaven enfrascadíssims aquest cap de setmana i jo no sabia que existien. Ara veig que estan de moda!!!!!

    Petons!

    Anna

    ResponderEliminar
  2. Jo aquest cap de setmana les vaig aprendre a fer amb la meva cosina, que és de les "grans" de sisè. Tant tu com jo hem tingut un descobriment igual de gran i anem tard, sí.

    ResponderEliminar
  3. Si que se han puesto de moda estas pulseras!!!

    ResponderEliminar