12 mar. 2013

Las fiestas de cumpleaños - 2 (las fantásticas fiestas de la escuela)

Uno de los regalos que recibió Ona.
Como son la clase de las Olimpiadas,
pues una medalla super original :-)


Supongo que el hecho de que hubiéramos ido a alguna fiesta de "chiquipark" (cuando aún no teníamos hijos), nos hacía ser un poco (muy) reacios a este tipo de fiesta. Nos asustamos del mercantilismo, de la locura de regalos y de convertir una fiesta de cumpleaños en prácticamente una organización de "boda". Jordi era un "anti" declarado... hasta que descubrimos y nos explicaron cómo eran las fiestas en la escuela.

De entrada debo explicaros que el último viernes de cada mes, en la escuela se hace una fiesta conjunta para celebrar el cumpleaños de todos los niños de ese mes. A las peques les encanta, porque los niños mayores los ayudan a hacer unas galletas que les encantan. Pero luego tenemos la fiesta que organizamos los padres. Ya os comenté que estaba contenta porque este año había salido la idea de hacer fiesta conjunta las dos clases. Reunirnos todos, en un parque. Haciendo conjuros para que haga buen tiempo, no llueva ni haga demasiado frío (es lo que tiene que las niñas nacieran del mes de diciembre). Con juegos y actividades pensadas para los niños gracias a unos padres híper-creativos. Pasteles hechos en casa. Y lo que más me gusta: no hay regalos. Los únicos regalos que se pueden llevar son aquellos que los niños pueden hacer ellos mismos. Dibujos o pequeños regalos manuales.  Y os diré la verdad: son fantásticos y Ona y Estel los tienen bien guardados en su habitación como tesoros. Eso también ahorra otra gran problemática: Cómo regalamos a los gemelos (hablamos de ello después de Reyes). Personalmente me lo pasé muy bien, y estas fiestas me ayudan mucho a conocer los padres y madres de los niños de la escuela (yo por ejemplo no las puedo llevar nunca por la mañana, y las tres tardes que voy a buscarlas, no coincides con todos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario