16 abr. 2012

Sindactilia o un dedito 'extraterrestre'



Sindactilia. Es una palabra que no había escuchado en mi vida. Tuve que hacer una búsqueda de aquellas extrañas en Google para llegar a encontrar ese nombre. La sindactília es la fusión de las membranas de los dedos. Hace referencia a la fusión de dos o más dedos de las manos o los pies. Normalmente es sólo una conexión cutánea y no afecta a los huesos.

Lo he buscado por curiosidad. El pediatra me dijo que no debía preocuparme. Estel tiene el segundo y el tercer dedo de ambos pies un poco más unidos que los demás. No me di cuenta en el momento de nacer. Quizá pasaron unos días (extraño, ¿verdad? Creía que en el hospital las había repasado de arriba abajo. Pues no, me había dejado cosas). Desde el primer momento Estel tuvo "un dedito de extraterrestre", como los dos pequeños 'marcianos' en la cabecera del blog.

Obviamente, la pequeña no le da ninguna importancia. Quizás dentro de unos años, como mucha otra gente, se operará por razones médicas o por razones estéticas. Hoy por hoy... ya tengo suficiente con ponerle un nombre científico.

6 comentarios:

  1. Prácticamente ni se aprecia. Yo de pequeña tenía una amiga que lo tenía pero eran el corazón y el anular y estaban mas unidos que estos y tampoco nunca yo le dí ninguna importancia desde fuera, simplemente una peculiaridad ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego...
      cuando lo descubrí yo tampoco le di importancia... pero luego he decidido "investigar" un poco... y resulta que es mucho más común de lo que creía...

      Gracias por comentar Martina!

      Eliminar
  2. Vaya! Yo tampoco lo había oído... pero ya no se me olvida... aunque la verdad es que casi ni se aprecia ahora que sus pies son algo más grandes, así que de bebé supongo que sería prácticamente imperceptible... pero es verdad, con el repaso que les pegamos a nuestros peques al nacer, parece raro que se nos pase algo...

    ResponderEliminar
  3. Seguro que dentro de pocos años fardará de su dactilia. Seguramente se inventará una historia maravillosa que dejará a sus amiguitos boquiabiertos como que un familiar suyo fue extraterrestre o algo así. De pequeña me encantaban estas historias. Mi madre nos decía que los sesos (una plato que ya no oigo que coman los niños, pero que antes era muy popular) eran de cocodrilo o de dinosaurio para que nos lo comiéramos sin protestar jaja

    ResponderEliminar
  4. tuve un pequeño que tenía este problema en la mano, y operaron para que no tuviera problemas para escribir y realizar las funciones cotidianas. lo que no sabía era como se llamaba... siempre se aprende algo nuevo!!

    besos

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo sindactilia y para lo único que molesta es para las sandalias que se agarran en el dedo gordo, que siempre me rozan mucho allí.

    ResponderEliminar