26 abr. 2012

Cosas (in)útiles: Sacos Grobag

Hay una serie de objetos que en las tiendas intentan hacerte creer que serán absolutamente imprescindibles en el momento que seas madre y tengas la criatura / las criaturas en casa. Tengo que reconocer que en estos tres años hemos tenido de imprescindibles, otros que no nos dejamos engañar y otros... que sí.

Este es el motivo de esta serie. Quiero dejar muy claro que encontraréis cosas que a nosotros nos han funcionado (o no), que nos han sido útiles (o no) o que les hemos sacado provecho (o no). Espero que (eso sí), os sea útil por si estáis embarazados... o si tenéis que hacer regalos, que también ayuda tener alguna pista.


SACOS DE DORMIR GROBAG: MUY ÚTILES (Calificación ****)

Todo el mundo me había comentado que estos sacos que les dejan libres los brazos eran una buena manera de tenerlos abrigados y no tener que preocuparte si se destapaban o no. Estel se movía mucho en la cama y no había manera de taparla con la mantita.

Decidí probarlos porque era una de esas cosas que me hacía "sufrir": que se me destaparan y ¡ya está! resfriado a la vista.

En mi tienda de confianza (un día hablaremos de ello) me recomendaron los sacos Grobag y compré uno para cada niña. Prácticos de abrir y cerrar, las pequeñas no pasaban frío, los he lavado muchísimas veces y siguen perfectos. Las pequeñas se acostumbraron muy rápido y aún ahora duermen con ellos (una talla más grande, por supuesto). Buena compra y amortizada.

Podéis consultar también:



4 comentarios:

  1. Son buenísimos, durante los primero años de mi nene fue mi salvación en Invierno!

    ResponderEliminar
  2. Yo también los uso. Para Daniel me pasé a los pijamas manta (con sus piernas) porque se daba unos tortazos cuando intentaba escapar de la cama...

    ResponderEliminar
  3. Ifinitamente de acuerdo. Nosotros empezamos a usarlos de muy bebitas, unos 4 o 5 meses, unos pequeñitos. Y cuando se les quedaron pequeños me fui corriendo a comprarles otros, eso sí, de una talla enorme para que les duren un par de años. Ellas están muy cómodas(se sientan con ellos en la cuna, se ponen de pie...) son anchos, se pueden mover y siempre están calentitas. Aquí incluso en verano los usamos prácticamente todos los días (salvo alguno de mucho calor) porque por la noche refresca, así que están que echan humo, y me parece que los voy a tener que cambiar no por pequeños, sino por uso! Un 10 para los sacos!

    ResponderEliminar
  4. Tengo de todas las tallas. Lo mejor que me vendieron. Lo más útil.

    ResponderEliminar