6 oct. 2011

Pues yo estoy sencillamente cabreada


(Este post fue escrito originalmente en el momento de la pre-inscripción escolar, pero lamentablemente... continua y continuará de actualidad, así que de nuevo #ConciliacionRealYa)

Si hoy no digo que estoy CABREADA (en mayúsculas) y muy preocupada ... reviento. Estoy harta de escuchar y hacer noticias sobre fracaso escolar o la calidad baja de nuestra enseñanza. No tenemos competencia en hablar idiomas ... qué competencias si apenas los alumnos saben escribir mínimamente correcto en catalán y / o castellano? O que hay que tomar medidas para conciliar la vida laboral y familiar ... Sí, claro, qué gran declaración de intenciones!. Aviso, y quien avisa no es traidor. El próximo que hable de conciliar vida laboral y familiar me lo cargo. Estoy cansada de ver cómo la gente hace lo imposible para hacer combinaciones exóticas de tíos-abuelos-horas de acogida-extraescolares para tener los niños ocupados hasta que los padres salen del trabajo ... Pues este curso saldrán de la escuela a las cuatro de la tarde. Es fantástico! En lugar de mejorar e invertir en educación, que para mí es la base de cualquier sociedad y más si queremos salir de la situación actual que estamos viviendo, la reducimos. No quiero entrar ahora en un debate mucho más profundo de calidad de las horas, ni del trabajo de los profesores, ni de la situación de los centros educativos. Es un debate demasiado amplio para un post cabreado. Hablo sólo de cómo lo tenemos que hacer las familias.


Elegí escuela pública porque para mí es la opción válida. Porque creo en ella y porque siempre he estudiado en la pública. Elegí la escuela por el proyecto educativo, porque más de una familia me ha hablado muy bien del centro y porque creo que puede ser una buena escuela para mis hijas. Elegí la escuela porque logísticamente me iba bien, y eso con gemelos es un aspecto que también hay que tener presente. "Elige proyecto, elige proyecto" ... ya sé lo importante que es la escuela y la educación.

Estoy tan cabreada y triste y me da tanta rabia porque hoy he pensado que me equivoqué. Quizás hubiera sido mucho mejor escoger directamente una concertada, que era mi segunda opción. Sólo me salía un poco más caro, el horario es más que razonable y el proyecto educativo también es muy interesante. Y estoy cabreada porque a veces parece que los padres, no formamos parte de la "comunidad educativa". Hoy pienso que deberíamos replantear muchas cosas.

5 comentarios:

  1. ¡Hola Núria! Yo vivo también en Cataluña (Salou) y también creo que los políticos, la sociedad o quién sea...estamos "mareando la perdiz" en cuestiones educativas (como la cuestión castellano-catalán...que yo, personalmente, la veo y la vivo de la manera más natural del mundo...¡por supuesto quiero que mis hijos aprendan perfectamente ambas...y muchas más, a poder ser!) y dejamos de lado cuestiones de fondo muy importantes, como asegurar que la educación pública sea sólida y de calidad. ¡Así vamos...!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Bien hecho. Los cabreos mejor fuera que dentro.

    ResponderEliminar
  3. Pues si las cuatro te parecen pronto, imaginate en Andalucia con jornada intensiva. Yo elegi la concertada en parte por el horario, era la unica forma de llegar, en la publica saliendo a las 4 imposible, porque yo ademas trabajo lejos.
    Y si piensas en aquellos que tienen horario de comercio, conciliar debe ser mas que imposible.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Laura por comentar... ya me he pasado por este blog de una mamá que canta ;)

    ay, @madrescabreadas... mucha razón...

    Gonsajo, no creas que no habían planteado el intensivo... pero por suerte lo desestimaron para P3... en fin... ya veremos cómo acaba todo! Y gracias por comentar a tí tambien...

    ResponderEliminar
  5. Pués en el colegio de mis hijos fué la propia AMPA la que se movió para que la jornada escolar fuese intensiva con comedor para quien después lo necesite.
    Por las tardes quien lo necesita extraescolares, pero así por lo menos los niños cuyos padres pueden no tienen que ir al cole como si de una guardería se tratase.
    Creo que el problema es el horario laboral de los padres, no del cole, y que no haya una buena oferta de extraescolares/servicio guardería en el propio centro.

    Ana

    ResponderEliminar