5 may. 2014

Verdades gemelares: agudeza visual

Ampliamos el catálogo de 'Verdades gemelares como puños’. Con NO LO PODRÁS VER TODO. Hoy he sido plenamente consciente de que otro de los súper poderes de una madre de gemelos pasa por la agudeza visual. Os pongo en situación.

Voy a la piscina con las mellizas. Cuando eran pequeñas no te lo podías ni plantear, porque la logística era tal que resultaba impensable. Ahora ya no. 

Pero vas a una piscina donde ya normalmente ya no se ve gran cosa por el vaho. Y te sacas las gafas. Miopes, ya entendéis la sensación (en mi caso que encima tengo 12 dioptrías en cada ojo, es de medalla de oro) . Ya tienes bastante trabajo, en medio de tanta criatura, a controlar tus peques, que sólo las identificas porque una es una mancha amarilla (del gorro) y la otra blanca. No te puedes fiar del bañador porque que todas las niñas llevan el mismo bañador rosa del Decathlon.

Pues sólo falta que cuando estás bien situada, empiecen a gritar las dos a la vez.

"Mama, mira como hago el pino”
"Mama, te enseño como me tiro de cabeza"
"Mama, el otra día aprendí a hacer el delfín”
"Mama, mírame, que hago la flecha"
"Mama, mira como salto"
"Pero, mamá, mírame!" .

No puedo, amores. Si están a dos metros de donde estoy, ya no las veo. Y si me ponen cerca, mientras una está haciendo el delfín no puedo ver como la otra es una flecha.

"¡Muy bien! Lo has hecho muy bien las dos”.

¡Ala, agudeza visual de súper –heroína!

No hay comentarios:

Publicar un comentario