16 ene. 2014

¿Actividades y espacios específicos para familias?

* ¿Me gusta encontrar lugares que piensan en mis necesidades? SÍ.
* ¿Me gusta que me atiendan respetando estas peculiaridades? SÍ
* ¿Me puede hacer decidir volver a un lugar o dejar de ir? SÍ.
* ¿Lo valoro como un valor añadido que por ejemplo, me cueste un poco más caro? SÍ.

Cuatro preguntas que contesto con un SÍ rotundo y que de hecho, podrían aplicarse a cualquier persona y / o consumidor. Sólo que hoy lo analizo desde el punto de vista de las familias, de ' mi yo' como unidad familiar, con algunas necesidades, intereses y variables que han cambiado desde que tuve las mellizas.

Hace unas semanas, en un programa radiofónico, creo que en la SER, preguntaban sobre el debate de si las compañías aéreas debían ser espacios donde se "vetaran" las familias con niños, porque molestaban a los demás pasajeros. Recuerdo que respondí, casi incrédula, si las compañías aéreas no se habían dado cuenta que haciéndolo al revés, quizás aún ganarían más pasajeros. En todo caso hay espacio para todos y me parece un debate exagerado. Pero... yo preferiría volar con una compañía que tuviera un espacio amplio para ir con los niños y algún detallito como un juego para colorear, o facilidades para calentar una papilla, etcétera... que una donde te miran mal por viajar con las niñas.

Puede parecer una tontería, pero para mí, ahora, no lo es. Agradezco un supermercado que tenga unas plazas para aparcar dedicadas a embarazadas o familias con cochecitos ( ahora ya no nos hace falta , pero cuando las dos niñas eran pequeñas , esta operación era más que complicada ) . Me gusta ver aseos bien equipados para cambiar a los bebés. Me gusta cuando alguien me recomienda un hotel / hostal o pensión porque tienen habitaciones pensadas para cunas de viaje, o con microondas o que tengan barandillas para que los niños no caigan de la cama. Son cosas muy pequeñas, muy sencillas, pero que con la logística de viajar con gemelas, se agradecen muchísimo. Hablo de restaurantes que tienen tronas, un pequeño espacio de juego y no ponen caras raras cuando pides calentar una papilla.

Y hablo por ejemplo de una iniciativa que se reanuda este viernes en Sabadell, mi ciudad, y que se hace en muchas otras. Se llama 'Cine con bebés', y que sencillamente es una proyección de cine adaptada a padres con bebés. Luces atenuadas, sonido nada estridente, lugares para cambiar los niños... y un espacio donde los padres pueden disfrutar de la película que se estrena esa semana. Compartiendo un espacio donde además, se encontrarán con otros padres. Espero que les funcione. ¡Ojalá hubiera existido hace 5 años!


No creo que las familias, en este sentido, pidamos nada del otro mundo. En el fondo, no es más que marketing familiar... y los consumidores, somos un buen puñado.

2 comentarios: