2 nov. 2012

Dile que me de un beso...




Empezamos bien el fin de semana. Son ocho y media de la noche y Ona, después de ir al baño dice que le duele. Reconozco los síntomas. Ocurrió hace unos meses con su hermana. Mi marido se la lleva a Urgencias.

Estel y yo nos esperamos en casa. Dice que quiere esperar a que vuelva su hermana para irse a dormir. Pero al cabo de un rato está cansada. Le pongo el pijama y directa a la cama.

"Mamá, ¿tú te esperarás despierta a que llegue Ona?", me pide.
"Sí, claro, quiero saber qué le ha dicho el médico", le respondo.
"Si estoy dormida le dices que me de un beso, ¿vale, mamá?".

Le doy un beso de buenas noches y salgo de la habitación con una sensación difícil de explicar y que siempre me emociona cuando veo cómo se quieren y este vínculo tan especial que las une. Y sí, se confirma. Es infección de orina.

9 comentarios:

  1. Se me han saltado las lagrimas! Qué bonito es ver eso que tienen... Por eso quiero tener una hermanita ya para mi Inquilina... Porque es de afortunados no estar solo y tener a alguien a quien esperar, con quien jugar y a quien confesarle tus secretos... Aunque caiga algun tirón de pelos... Pero bueno... con tranquilidad :)

    Lo siento mil por Ona. Espero que se recupere pronto


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mamita... me emociona verlas. Y sí,hay lloros, peleas, gritos, manotazos... pero luego se echan de menos cuando una no está, siempre preguntan dónde está su hermana o te sueltan las frases que me ha soltado Estel... sólo deseo que ese vínculo las una siempre :-)

      un beso preciosa!

      Eliminar
  2. Qué bonito Núria, casi se me saltan las lagrimas a mi también! Es envidiable esa relación que tienen tus pequeñas.

    Ojalá Ona se recupere muy muy pronto.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. ese vínculo que tienen las mantendrá siempre unidas y firmes por muy lejos que estén!!

    espero que Ona se recupere pronto. muchos besos

    ResponderEliminar
  4. Qué ricas! Y mis mellizos que no hacen más que pegarse... El otro día intenté que se dieran un abrazo y acabaron a empujones, espero que no estén toda la vida así :-) El día que les vea darse un beso o un abrazo me desmayo!

    ResponderEliminar
  5. Es inevitable q salga la lagrimilla...
    Eso será para siempre. Seguro!!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡qué maravilla! mis mellizos acaban de hacer dos añitos y sí se abrazan, se buscan, se echan de menos...comparten hasta una piruleta sin que tú se lo digas, donde va uno siempre está el otro...bueno y también se pegan claro ja ja ja, algún mordisquillo de la peque a Daniel y algún manotazo de Daniel a Irene, pero ganan los cariñitos y me dan una envida sana, soy hija única y me da una alegría ver lo unidos que están, solo espero que este amor que se tienen crezca y crezca y solo haga que unirles de adultos. Un abrazo y que se cure pronto la peque

    ResponderEliminar
  7. Me enternece mucho este pequeño relato. Es precioso. ¿Son mellizas de verdad o son gemelas? ¿Cuántos años tienen?
    Un abrazo
    Coks Feenstra, autora de 'El Gran Libro de los Gemelos'.

    ResponderEliminar