16 ene. 2012

¿A cuál de las dos quieres más?


Más de una persona me ha preguntado si quiero más a una que a la otra. A lo mejor si tienes dos hijos -de edades diferentes - tambien lo preguntan. A mí, con gemelas, me pasa a menudo. Era algo que yo también me preguntaba (y me había llegado a preocupar) durante el embarazo.

Damos por hecho que amaremos a nuestros hijos. Pero este amor es único, personal e intransferible. ¿Puede generalizarse? ¿Todo el mundo responde de la misma manera? La primera vez que me lo preguntaron me pareció incluso una pregunta ofensiva. Pero después le he ido dando vueltas. Yo me enamoré de las dos 'pequeñas' sólo verlas. Hay veces que una me abraza y pienso: "Te quiero muchísimo". Pero me viene la otra, también me abraza y pienso con fuerza: "A ti también te quiero muchísimo".

Las amo a las dos, 'totalmente'. Utilizo la palabra 'totalmente' para intentar explicar un amor que sólo he sentido en el momento de ser madre. Incondicional, irracional y maravilloso. Único. Enorme. Infinito. Incomparable. Total.

Pero también reconozco que hay momentos en que este amor se canaliza diferente. Sólo me pasa cuando noto que una de las dos está más débil. Ha sido en momentos claves. Cuando al nacer una era mucho más pequeña y me obsesionaba que comiera mejor. Cuando la otra con once meses cogió una neumonía impresionante y estuvo una semana ingresada en el hospital. Cuando una está enferma y la otra va “trampeando”. Cuando una cae y se hace daño y su hermana entiende que tengo que estar por la que está llorando. Ya no es sólo una cuestión de atención, creo que el amor 'total' hace vasos comunicantes para que el equilibrio vuelva a casa.





9 comentarios:

  1. m'agrada molt com ho expliques.

    ResponderEliminar
  2. Creo qeu es normal que nos desvivamos más por aquel que en un momento puntual está más debil o al que vemos "menos fuerte"... en mi caso todo el mundo adora a Princesita porque es supersimpática y alegre y notaba como a Repollete le hacían de menos porque él es más tímido o gruñón, notaba como todo el mundo le hacía cositas a ella y él quedaba fuera mirando, asique me centraba un poco más en él hasta que la cosa cambió un poco.
    Los quiero diferentes porque son personas diferentes, con uno siento más afinidad y con otro me encanta su independencia y lo arrolladora que es, pero jamás me plantearía a quien quiero más... es ofensiva la pregunta supongo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo los quiero por igual, no puedo elegir a quién quiero más, es del todo imposible.
      Lo que sí hago es tener más protegido a uno que a otro, lo confieso.
      Pero no tiene que ver con el amor que pueda procesarles.... no porque a uno lo quiera más que al otro, lo protejo más, simplemente es que son, ¡son tan diferentes!
      Él gruñoncete, tímido, tranquilo....ella tan alegre, extrovertida y terremoto. Como los de MisMellis.

      Los amo a los dos por igual siendo personitas tan distintas. :)

      Eliminar
  3. Yo creo que a los hijos los quieres a todos por igual simplemente por ser tus hijos. La diferencia se inicia cuando ese bebé empieza a convertirse en persona. Es evidente que los seguimos queriendo pero supongo que el carácter y la actitud de los niños y las futuras experiencias hacen que seas más afín a unos que a otros. Afinidades diferentes quizás sí, pero amor el mismo por igual. Así lo creo yo

    ResponderEliminar
  4. Es un tema difícil de abordar, porque mis hijos muchas veces me preguntan a cuál quiero más y respondo que a los dos por igual, pero a que cuando eramos pequeños pensabamos que nuestra madre tenía preferencias por nosotros o nuestros hermanos. Ahora la vida nos da la vuelta y nos demuestra que se puede querer a todos los hijos por igual.
    Te felicito por tu post Nùria.
    Besos
    Daniela

    ResponderEliminar
  5. Qué complicado todo esto... A mi nunca me lo han preguntado pero yo sí he tenido miedo de que me ocurriera. Ahora sé que estaba equivocada.
    O estando embarazada no conseguía imaginarme capaz de querer a mis gemelos tanto como ya quería a mi chica grande... serían las hormonas!!

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho cómo has planteado este tema y mas aún desde tu posición de madre de gemelas. Como bien dices el amor es "total". Un Saludo!

    ResponderEliminar
  7. Hola, no encontré tu Post del Miercoles mudo pero te dejo un saludo igual=)

    ResponderEliminar
  8. un tema complicado, pero me ha encantado como lo has explicado de forma clara y desde tu perspectiva de madre. es un amor incondicional, total, aunque inexplicable por lo grande que es.
    con mis peques me pasa que, cuando llega un hermanito nuevo a la casa, puede que vean que se ocupan "menos" de él y "más" del hermanito. a mi tambien me pasó de pequeño. pero el amor de una madre llega más allá.

    gracias por tu post Núria!! besos

    ResponderEliminar